autor-central

Archives for dominación

dominación

Relato erótico: “La nueva asistenta IV (Final)” (POR XELLA)

Durante el resto del día, Ivette comenzó a enseñar a Silvia el contenido de los paquetes que había traído el Era ropa, mucha ropa. La ropa que había elegido Ivette para sustituir a la que había desechado era ropa propia de una puta. Minifaldas cortísimas, shorts ajustados, blusas con un escote de vertigo, vestidos minúsculos, medias de rejilla, de encahe, ligueros, tangas y sujetadores de copa baja.  Toda la ropa estaba pensada para que el cuerpo de Silvia se mostrase lo más sexy posible, y para que no dejase mucho a la imaginación. También había otras Había ropa interior que parecía sacada de una aventura sadomasoquista. Esos conjuntos estaban repletos de anillas, correas, cuero y Aún después de la seseión de sexo que había tenido comenzó a ponerse Silvia pasó el resto del día con una sensación de calentura espectacular, así que buscó complacer a su ama en lo más…
Continue Reading
dominación

Relato erótico “Despertar” (POR XELLA)

Se despertó confusa. No recordaba donde estaba ni qué hacía alli. Intentó moverse y se dió cuenta que no podía, estaba atada con unas correas en una especie de camilla. Sobre ella unas luces que la deslumbraban y no la dejaban ver bien el resto de la sala en la que se encontraba. Distinguía unos monitores al lado de la camilla y una mesa con lo que parecía instrumental de algún tipo. También parece que tenía algún tipo de suero inyectado en el brazo. ¿Que estoy haciendo aquí? Pensó. Parece que no era capaz de hablar. Entonces oyó pasos que se acercaban. Una puerta se abrió y entraron dos hombres con bata blanca. - ...casi completado, todo sigue los plazos marcados. - Conversaban entre ellos. - Nos están pidiendo resultados ya, necesitan pasar a la siguiente fase del tratamiento. Se acercaron a ella, ignorando que estaba despierta y le cambiaron…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “la vida da revancha 4 y final” (POR MARTINNA LEMMI”

               Al regresar a casa no hubo palabras entre los esposos y, por cierto, tampoco casi las hubo durante el resto del día.   Lo que habían vivido era lo suficientemente impactante como para ameritar el silencio.  Y a la noche, una vez más, vuelta al trabajo, al signo de interrogación que constituía cada noche en ese bar en donde nunca se sabía qué podía pasar.  Fernando volvió a ser vestido como una chica para hacer de camarera puesto que ése era el rol que, ya de forma definitiva, Ofelia le había asignado.  Incluso y una vez más, fue ella misma quien se encargó de vestirlo para la ocasión en tanto que su “asistente” se encargó del maquillaje.  Otra empleada, por su parte, se encargó, de depilarle las piernas, cosa que no habían tenido tiempo de hacer en la noche anterior.  De ese modo la…
Continue Reading
dominación

relato erótico: “La vida da revancha 3” (POR MARTINNA LEMMI)

                Ofelia giró sobre los tacos de sus botas y se marchó.  El hombre agradeció su presencia en el lugar y luego se dedicó de lleno a Eliana.  Subiendo con la verga por entre los muslos llegó hasta la entrada de su concha, la cual acababa de ser inspeccionada por Ofelia.  Apenas introdujo la punta de su miembro, Eliana soltó un gritito que se mezcló con un jadeo.  El sujeto hizo una pausa; jugó con el momento.  Habiendo logrado el efecto de que ella estuviera excitada al punto de sentir ansiedad, jugueteó un poco con su verga arrancándole así a Eliana gemidos que denotaban que estaba sintiendo un placer intenso, ya fuera por su voluntad o en contra de ella.  Y luego entró con decisión; esta vez fue un aullido lo que brotó de la garganta de Eliana.  Y el tipo la cogió…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “la vida da revancha 2 ” (POR MARTINNA LEMMI)

 Una de las chicas se adelantó unos pasos hacia Eliana.  Sorprendió a Fernando que no fuera la misma que había ido a buscar la fusta o el taco; parecía como si hubiera una red de asistentes de Ofelia con las funciones bien determinadas, donde cada una sabía cuándo tenía que actuar.  En un gesto que a Fernando hasta se le antojó piadoso, la chica apoyó una mano sobre el vientre de Eliana y otra sobre la parte superior de la espalda, entre los omóplatos; le susurró algo al oído y, empujándola levemente, la impelió a inclinarse hacia adelante.  Una vez más su cola entangada quedó descubierta pero la orden de Ofelia había ido más allá, así que la joven tomó la prenda íntima de Eliana por los bordes y la deslizó hasta dejársela a mitad de los muslos.  Luego la muchacha se hizo a un lado, como ocurría todo el…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “la nueva asistenta 3” (POR XELLA)

Silvia se había puesto el despertador para despertarse antes que su ama. No quería comenzar el día con una azotaina. Se acercó gateando a la cama y apartó lentamente las sábanas. Ivette estaba completamente desnuda. La visión de su cuerpo y el pensamiento de lo que iba a hacer hizo estremecer a Silvia (¿Durante cuanto tiempo tendré que hacer esto?). Acercó su boca al coño de su ama y comenzó a lamer, lentamente, acariciando cada pliegue de su raja, saborenado, a su pesar, un sabor qe empezaba a agradarle. Los ligeros gemidos que emitía Ivette indicaban que comenzaba a despertarse, así que aumentó el ritmo. Mientras se tomaba su "desayuno" Silvia no podía dejar de pensar que le depararía el día. En las dos anteriores jornadas su vida había dado un vuelco, pero no estaba segura de estar descontenta con ello. Nunca había estado tan cachonda en su vida, y…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “La vida da revancha” (POR MARTINA LEMMI)

          Eliana y Fernando eran el matrimonio perfecto hasta que ocurrió el desastre.  Por lo general, los noviazgos de la secundaria no duran de por vida, pero a veces hay excepciones y el caso de ellos parecía ser.  Él era en aquellos días el alumno perfecto, atractivo y ganador con las chicas, además de brillante en los estudios.  Ella era lo mismo pero puesto en términos de mujer: es decir, muy cortejada por los varones y también con altísimas calificaciones.  Durante bastante tiempo, Fernando se dedicó a sus correrías de adolescente pirata y quizás por eso no hizo, en un principio esfuerzo por levantarse a Eliana; es que, a pesar de que ella tenía a la mayoría de los varones encima, la realidad era que se mostraba como una chica seria y no daba demasiada cabida a ninguno o, al menos, no era proclive a embarcarse en…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “La nueva asistenta 2” (POR XELLA)

Silvia estaba confusa. Había tenido un sueño extrañ Estaba sola en una habitación oscura, desnuda, no veía nada. Entonces, varias voces de hombres empezaron a increparla, la decían de todo. La llamaban puta, guarra, Le decían que les chupase las pollas, que era para lo único que servía. Intentaba huir de allí, corríaen todas direcciones y la habitación no se acababa, no tenía fin. Entonces vió a Peter, estaba hablando con Ian. Intentaba acercarse a ellos pero no podía, les gritaba, les llamaba, pero ellos sólo la miraban y se reían. Se dejó caer al suelo. Y no pudo volver a levantarse. Tenía algo al cuello, era una correa de perro. De ella salía una cadena que estaba enganchada a un gancho del suelo. Los hombres seguían gritándola, le decían todas las formas en las que se la follarían. Entonces, de la nada, surgió una voz de mujer: - Serás…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “Mi jefe me entrega a una jovencita como esclava” (POR GOLFO)

Nunca creí verme en una situación semejante. El mito de que en el siglo XXI se podía uno conseguir una esclava me había parecido siempre eso, ¡Un mito!. Siempre había pensado que era ridículo pensar que una muchacha europea por muchos motivos que tuviese se vendiera al mejor postor y comprometiera su vida  a servir a su dueño.  Pero… ¡Me equivoqué! La historia que os voy a contar es la muestra clara de mi error.   Lydia entra en mi vida. Un ascenso en mi trabajo provocó que me trasladaran a Madrid como director de área. Mi empresa para que aceptara ese puesto puso a mi disposición entre otras cosas un espléndido chalet en Majadahonda. Siendo soltero, los trescientos metros de esa casa me parecían excesivos. Al expresarle mis reticencias a Arturo, el dueño de la empresa, este me dijo: -Chaval, todo es imagen. Según él, las apariencias eran importantes…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “La nueva asistenta 1” (POR XELLA)

  Peter y su mujer, Silvia, tenían una vida acomodada. Él era directivo de una gran empresa informática y con su sueldo, vivían cómodamente los dos. Además, debido a ciertos trapicheos con hacienda, se sacaban un sobresueldo, que nunca viene mal.   Llevaban casados 15 años, y aunque ya no eran muy jóvenes, se conservaban bien. Peter siempre había tenido buen físico pero empezaba a notarsele la edad en las canas que iban asomando en su cabellera, en cambio, Silvia, aguantaba mejor el tipo, entre que era unos años menor que Peter y que tenía el suficiente tiempo libre como para ir al gimnasio, mantenía un cuerpo que ya quisieran para ella las muchachitas de 20.   Su vida sexual era normalita, Peter no era tonto, y era imposible desaprovechar a una hembra como Silvia. Lo hacían siempre que podían, aunque normalmente de forma bastante conservadora. El problema era que…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “Diputada Homofóbica Secuestrada y Atada por Lesbianas” (POR VIRGEN JAROCHA)

"Diputada Homofóbica Secuestrada y Atada por Lesbianas"  Lentamente fui recobrando mi conocimiento, sentí como si hubiera despertado de un largo sueño, no podía ver nada y fue ahí cuando me di cuenta que tenía mis ojitos vendados, lo primero que hice fue tratar de usar mis manos para quitarme la venda de mis ojos pero me percaté que tenía mis manos bien atadas hacia atrás, traté de separar mis muñecas pero los nudos estaban tan apretados que me hacía daño, también sentí mis codos atados y mis brazos bien pegados a mi cuerpo, estaba totalmente inmovilizada, después quise mover mis piernas y sentí que las tenía bien juntas, quise separarlas pero algo me lo impedía, sólo sentí muchas cuerdas apretando mis muslos, rodillas y tobillos, las cuerdas estaban tan bien ajustadas que lastimaban mis piernas; trataba de entender esta situación. ¿Quién me secuestró y quien me amarró? Lo único que…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “Viviana 20 FIN” (POR ERNESTO LOPEZ)

VIVIANA 20 - CAPÍTULO FINAL Mi esclava Mierda había pedido hablar con confianza, se lo autoricé. -“Amo quiero pedirle algo, por favor no lo tome a mal… “ dijo dubitativa -“Dale, hablá de una vez, ¿Qué querés? -“Quiero hacerle una propuesta: nunca viví tan feliz como estos días con usted, quiero ser suya las 24 horas todos los días. Usted por supuesto podrá hacer lo que quiera, venir a su casa con quien quiera, usarme o no como se le ocurra, pero necesito estar cerca de usted, me hice adicta, lo necesito como a una droga!!” No me esperaba esto, creí que me iba a pedir más sexo o humillación, pero el pedido me dejó impactado. -“ Usted Amo se habrá dado cuenta que no tengo problemas económicos, pero en realidad lo que no sabe es que soy realmente millonaria. Mi familia siempre estuvo en muy buena posición y mi…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: ” La agencia Milton 4 y final” (POR JANIS)

Día cuatro.     El aroma a café la despertó y le resultó delicioso. Se estirazó en la cama, algo cansada y embargada de una sensual laxitud. Gimió al tensar las nalgas. Su culito aún pulsaba, obligado a mantenerse dilatado. Estuvo a un tris de llamar a sus guardianes, pero recordó a tiempo cuanto sucedió el día anterior. ¡No tenía derechos! ¡Era una esclava!   Se sentó en la cama, dispuesta a orinar en el dichoso cubo, cuando la puerta se abrió. Rómulo la miró, tan sonriente como siempre. ―           Espera. Te quitaré el dilatador – dijo el hombre.   Ella se tumbó de bruces en la cama y Rómulo, con suma delicadeza, retiró el ingenio de su trasero. ―           ¿Cómo está? – preguntó ella, preocupada. Se llevó una dura palmada en una nalga, que le arrancó un gritito. No debía hablar; tenía que recordarlo. Rómulo salió un momento y regresó…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “Viviana 19” (POR ERNESTO LOPEZ)

PENÚLTIMO CAPÍTULO Mierda volvió una hora después, toda colorada y mostrando bastante agitación. Me encontró en el sillón del living, tomando un whisky apaciblemente. “¿Cómo te fue?” pregunté indiferente. -“Fue muy fuerte Amo, hice lo que usted me ordenó, pero no fue fácil” -“¿Porqué no fue fácil, tan difícil es hablar? -“Es difícil hablar de ciertos temas, llamando a las cosas por su nombre y hacerlo con un Padre que me conoce desde hace años” -“No es tu padre, es un cura y suelen ser bastante degenerados” -“Si, me di cuenta y eso me puso peor, yo siempre lo respeté y creía en él, pero esta vez me preguntaba más y más detalles, se ve que le gustaba” -“¿Y vos que hiciste?” -“Le conté todo absolutamente, todo lo que me preguntó se lo aclaré como quería” -“Muy bien, vamos al cuarto a escucharlo” Subimos a su habitación, nos sentamos en…
Continue Reading
autor-central

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES