Archives for confesiones

Relato erótico: “Cuentos para viejos. El Pub” (PUBLICADO POR SIBARITA)

Nos hemos dado cita en un pub que no conozco y que, desde luego, no es uno de los locales que normalmente frecuento. Esta atestado y llegar hasta la barra es una verdadera proeza a la cual no contribuye la forma en que estoy vestida, una corta minifalda blanca y un top rosa, semi transparente que deja mi ombligo al aire y cerrado, en un decir, por tres pequeños botones y una especie de cordón para ajustarlo. Después de que las presiones de unos y otros me hayan llevado casi en vilo hasta la barra, en la que amablemente me hacen un hueco y puedo pedir mi habitual gintonic, me sacudo un poco de la presión ambiental y observo la gente que me entorna. Son hombres todos, por supuesto, y como los ojos de la mayoría están fijados en mi escote, comienzo a sospechar que el trayecto hasta la barra…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Hipnósis” (PUBLICADO POR SIBARITA)

    Llevaba varios meses en casa de mis padres, mientras mi compañero estaba en Ecuador. Como siempre, mi madre no cesaba de criticarle cada día, y repetirme que no era bueno que estuviese sola, hasta que un día me presentó a José, el hijo de unos amigos de ellos, que pasaba allí las vacaciones con su mujer y dos Todo normal, sino fuera que mi madre hace siempre todo con segundas y hasta terceras intenciones, y que odia a mi pareja. A partir de ese día, mi madre cambió sus hábitos y a diario me enviaba a hacer compras a Santoña, distante una docena de kilómetros, y diciéndome se había puesto de acuerdo con José, para que me llevase en su furgoneta, lo cual le daba ocasión para acompañarme durante un par de horas cada día, poniendo en juego, en cada ocasión, todas sus habilidades para conquistarme. Después ya…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Maremoto” (PUBLICADO POR SIBARITA)

    Un importante personaje me ha hecho una propuesta indecente, me ofrece € por acompañarle, como única pasajera, en un crucero de tres semanas, para visitar todas las islas del Mediterráneo. Tiene un velero y el capricho, por llamarlo de alguna manera, de tenerme a toda costa, quizás incrementado por las muchas proposiciones que me ha hecho en los dos últimos años, sin haber nunca conseguido nada. En esta ocasión se ha pasado y no cabe duda de que la oferta es tentadora, ese dinero me permitiría cancelar todas mis deudas que, en realidad no son tantas, pero agobian, y comprar un montón de pequeñas cosas que necesito. Por otro lado, la idea de recorrer las islas del Mediterráneo no es menos seductora, es una oportunidad única. Hay sin embargo un pero…, y es lo que me preocupa. Su barco requiere una tripulación de cuatro personas, incluido el Capitán,…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Marraquest” (PUBLICADO POR SIBARITA)

Estoy en Marraquech, con Chema, y nada es como estaba previsto o como me temía, todo lo contrario. Confieso que durante mucho tiempo fui reticente a aceptar esta invitación, como ya lo había sido con la que me hizo de pasar un par de días en su casa; realmente no la acepté, y sin embargo, cuando a la puerta de de venta de empanadas me preguntó si iba con él, acepté de inmediato. Montamos en su coche que arrancó de inmediato, como si todo lo tuviera preparado de antemano, y en silencio se dirigió velozmente a la autopista. Pensé por un momento que iríamos a Valencia, pero se desvió enseguida en la estación de servicio, y estacionó en una zona parcialmente sin luces; salió del coche y me tendió la mano para que descendiese, lo hice, y sin soltarla me atrajo hacia él para darme un beso en la boca,…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “La sacristía” (PUBLICADO POR SIBARITA)

    Como la mayor parte de las historias, también esta se inicia de una forma totalmente banal. La tarde no había sido especialmente entretenida en Benidorm, habíamos entrado y salido de varios vares de copas sin encontrar en ellos nada interesante ni original; estábamos en medio de una calle llena de jóvenes en celo, mas en realidad lo que aparentaban que otra cosa cualquiera. No parecía aconsejable el intentar mezclarse en aquel caldo de cultivo para cualquier problema, cuando nos dimos cuenta de que nos observaba un tipo solitario de unos cuarenta años, y que al movernos de un lado para otro nos seguía de cerca y mirando muy fijo. Caminando atravesamos un pequeño parque para llegar a nuestro coche, siempre con el a dos pasos detrás nuestro y sin decir palabra, salvo que al caminar, escribía algo sobre un papel que, contra lo esperado, se acerco a dárnoslo…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Mayo III. En la autopista” (POR SIBARITA)

  Mayo III A pesar de que Mayo va en el asiento trasero, yo he preferido el asiento del copiloto, al lado del chofer que, muy profesional y atento a su trabajo, conduce el coche a gran velocidad, con destino a Madrid y sin, aparentemente prestar atención a  mis piernas, largamente descubiertas. Me he dado cuenta del malestar de Mayo, por no haberme sentado a su lado, y me vuelvo hacia él sonriente, haciendo un gesto para que se aproxime y darle un beso en los labios. El problema con Mayo es que siempre quiere más y posee un fenomenal descaro  (aparte de una verga que mide sus buenos 30 cm. y una resistencia bárbara), así es que no tengo muchas posibilidades de mantenerle quieto, al beso suceden las caricias, pegado al respaldo de mi asiento, me rodea con sus brazos, y sus manos comienzan a buscar bajo mi blusa…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Mayo” (PUBLICADO POR SIBARITA)

   Mayo está sobre mí, siento su enorme polla clavada hasta lo más profundo, no me pesa, es delgado, joven y fuerte aunque no musculoso; se mueve como un gato, hay mucho de felino en él, aparte de ser el personaje más morboso que nunca he conocido. Nuestra relación ha comenzado esta misma tarde, en una discoteca bastante concurrida. Bailaba sola cuando se plantó ante mí y sin decir palabra, comenzó a bailar conmigo. No me desagradó, al contrario, lo hacía bien y su baile estaba cargado de sensualidad, como me gusta. Bailamos varias piezas juntos, sin tocarnos, hasta que el Dj puso música un poco más lenta, y entonces me tomó en sus brazos, con la mayor frescura me apretó contra él y me besó en el cuello, nos miramos a los ojos, su boca se acercó a la mía y nos besamos, apenas un roce, otro beso, ahora…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Mayo y yo” (PUBLICADO POR SIBARITA)

  Habíamos quedado en la Plaza del Ayuntamiento, y allí estaba esperando mi llegada. Se quedo sorprendido por el atrevimiento de mi vestimenta al verme descender del coche, teniendo en cuenta el lugar al que nos dirigíamos. Con toda la intención, mi ropa consistía en una minifalda negra, sin medias, y una chaqueta a juego, cerrada con un solo botón, y sin nada bajo ella. Sin quitarme los ojos del escote, me saludó con dos besos muy cerca de la boca y entramos en la cafetería. No había mucha gente en ella, unos jovencitos compatriotas y conocidos de Mayo, que me miraron asombrados, y un par de camareros para el servicio de la sala, uno de los cuales acudió enseguida a preguntarnos lo que deseábamos, pero sin mirarnos a la cara, solamente atraído por mis tetas, que se podían entrever por la abertura de la chaqueta. Mayo, muy lanzado y…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “El juego de billar” (PUBLICADO POR SIBARITA)

Por orden del gran jefe indio hoy me toca poner en practica mis dotes como jugadora de billar, de modo que me visto con la ropa mas adecuada para ello, el vestidíto rosa atado sobre la nuca con un simple lazo, minifalda realmente mini, y un escote, en V muy mayúscula, delante que me llega un poco mas abajo del ombligo y que al menor movimiento desnuda mis pechos y sin moverme los deja ver casi por entero. Fuimos al pub cercano a la zona de los ingleses pensando que como casi siempre, estaría medio vacío, pero esta noche no era así; había nada menos que una fiesta de estudiantes, todos chicos de entre veinte y pocos mas años, pero había que hacer con lo que había, así es que no tardé mucho en estar rodeada de mosquitos hambrientos que me comían con los ojos y pasaban constantemente al lado…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Visita inesperada” (Publicado POR SIBARITA)

 Visita inesperada   Hace poco más de una hora que se marchó Fernando, tiempo que me había permitido tomar un relajante baño hasta que la fría temperatura del agua, me hizo salir de la bañera en forma apresurada. Terminaba apenas de secarme cuando sonó el timbre de la puerta. No esperaba a nadie, y el hecho de que fuese el timbre de la puerta, en vez del intercomunicador, me hizo ir hacia ella mientras me cubría con una ligera bata de seda. Debía ser alguien que viviera en la casa, y tratarse de algo urgente ya que el sonido del timbre se volvía apremiante. Abrí la puerta y viendo a la persona que llamaba, debí quedarme con la boca abierta por el asombro. Ante mi se encontraba un desconocido, alto, fuerte, de unos 50 años, cara muy seria y con rasgos como cortados a hachazos, propietario de un par de…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “Visita inesperada” (PUBLICADO POR SIBARITA)

Hace poco más de una hora que se marchó Fernándo, tiempo que me había permitido tomar un relajante baño hasta que la fría temperatura del agua, me hizo salir de la bañera en forma apresurada. Terminaba apenas de secarme cuando sonó el timbre de la puerta. No esperaba a nadie, y el hecho de que fuese el timbre de la puerta, en vez del intercomunicador, me hizo ir hacia ella mientras me cubría con una ligera bata de seda. Debía ser alguien que viviera en la casa, y tratarse de algo urgente ya que el sonido del timbre se volvía apremiante. Abrí la puerta y viendo a la persona que llamaba, debí quedarme con la boca abierta por el asombro. Ante mi se encontraba un desconocido, alto, fuerte, de unos 50 años, cara muy seria y con rasgos como cortados a hachazos, propietario de un par de ojos azules, que…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “La pareja ideal” (POR SIBARITA)

    Mariam y Andy son una pareja, una vieja pareja de apenas diez años de vida en común, ambos rondan la cuarentena y se quieren, bueno, mejor decir que cada uno quiere al otro a su manera, pero se aburren soberanamente y son conscientes de ello. Gozan de una holgada situación económica y buscan desesperadamente alguna forma de pasar los días en común, de matar ese aburrimiento mutuo. Hoy van a jugar a Las verdades, han inventado un juego muy sencillo e inocente, un dado, una tirada cada uno y gana el punto más alto. El ganador formula una pregunta a la que, el perdedor, debe responder con la verdad más absoluta. En el caso de negativa a responder a una pregunta, deberá despojarse de una prenda, y si alguno miente y el otro lo descubre, el mentiroso está obligado a llevar a cabo tres acciones que le sean…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “El Virus VR 7 Y 8” (POR JAVIET)

Recomiendo la lectura de los episodios anteriores para una mejor comprensión de la historia. Continúo con mi relato de la tercera semana de marzo. Como recordareis ayer salí al pueblo y cogí algunas cosillas de la farmacia, estuve algo más de una hora fuera y descubrí una casa desde donde me hicieron señales con una linterna. Esta mañana después de dormir como un tronco me duche para quitarme las manchas de tizne de la cara y los restos olorosos de la farmacia donde estuve, luego he colocado en el almacén todo lo que he traído en la mochila es decir antibióticos tranquilizantes etc. Posteriormente he seguido con mi rutina habitual bajando el desayuno a Ceci, de camino he dejado una caja de toallitas húmedas en la entrada del torreón, junto a uno de los cetmes cargado que tengo allí junto al perchero por si acaso, cuando llego a la celda…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: “El Virus VR 5 Y 6” (POR JAVIET)

Recomiendo la lectura de los capítulos anteriores para una mejor comprensión de la historia. Querido diario, hoy te contare lo que ha pasado en esta semana pasada, el lunes me desperté y salí a hacer mi horita de ejercicio, después prepare el desayuno para los dos y tras tomarme un par de tortitas con café, le baje su parte a Ceci convenientemente espolvoreada con parte de una aspirina machacada como ya empiezo a tomar por costumbre, me gusta ver como se despierta a través de los barrotes y se estira desplegando sus brazos, le hago la señal de quitarse la camisa y de inmediato cumple mi orden, pone la manta y la camisa entre los barrotes y retrocede al rincón como cada día, la hablo despacio: - Buenos días, como esta hoy mi nena. Naturalmente no contesta, no la pasa nada en la garganta o en la boca, simplemente es…
Sigue leyendo
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies