Archives for bisexual

bisexual

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 26. Arabella planta cara” (POR ALEX BLAME)

Capitulo 26. Arabela planta cara. Las oraciones de Arabela no fueron escuchadas y Hércules se presentó puntualmente, vistiendo un traje de lino blanco y una sonrisa de desfachatez que casi le sacó de quicio. Con una naturalidad desarmante subió por las escalerillas del pequeño buque y saludó a todos los presentes antes de acercarse a ella. —Hola, querida, te garantizo que esta travesía no la olvidarás. —dijo a modo de saludo. Arabela le devolvió un frío beso en la mejilla, intentando mantener una imagen de profesionalidad. Tras pensar en cómo incluir a Hércules en la expedición, había pagado a uno de los chicos para todo el doble de sueldo y lo había despedido en secreto para sustituirlo por él. Para justificar su ausencia había dicho que el chico tenía la gripe A y debía guardar cama una semana mínimo. No sabía cuánto tardaría el equipo en darse cuenta de la…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “En mi finca de caza (4.- Patricia se confiesa)” (POR GOLFO)

Las esperé en mi cama, esa noche era nuestro estreno, habíamos compartido nuestros cuerpos pero sobre mi lecho íbamos a firmar el pacto de unión entre los tres. Patricia, el bellezón de treinta y dos años, que había sido la esposa de mi amigo Miguel, se iba a convertir en parte de nosotros, mediante el ritual ancestral de entregar su cuerpo y su alma plenamente. Debía de sincerarse, y decidir dejar su vida atrás, para convertirse en nuestra hembra. María, mi amante criada, a la cual le había hecho descubrir las delicias del sexo con solo dieciocho años, estaba de acuerdo, no solo la deseaba, sino que comprendía que yo necesitaba a alguien, que se ocupara de mí, mientras estaba en Madrid. Las vi entrar, agarradas de la mano, a mi habitación, ambas llevaban un camisón de raso que dejaba entrever la perfección de sus cuerpos, Patricia era mas alta,…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “En mi finca de caza (2.- María la consuela)” (POR GOLFO)

Aparqué el todoterreno en la puerta del caserio, Patricia se quedó sentada cuando abrí la puerta. Estaba como ida, por su mente pasaban imágenes de cómo había abusado de ella en la cacería, y temía entrar en la casa, sabiendo que su escarmiento no había hecho mas que empezar. No me importó que se quedara, el estar sola le serviría para que asimilara lo ocurrido, asumiendo el papel que le tenía reservado. María, la criada, me abrió al ver que me dirigía a la entrada. Llevaba conmigo seis años y me conocía perfectamente, sabía por el brillo de mi mirada que algo había pasado en el campo. Sus sospechas quedaron confirmadas en cuanto vio que la muchacha no salía detrás de mi corriendo, por eso no le extrañó el oirme decir que se ocupara de ella, que la quería bañada y peinada en una hora. Obedientemente, sacó a la mujer…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Leyendas del Reino de Grendopolán (2)” (POR OMNICRON)

Lord Onsnorth, el soberano nigromante de Drakenwald, releyó aquel pesado tomo prohibido de nuevo. El abominable libro pareció susurrar bajo sus dedos, las páginas decrépitas deslizándose con vida propia, gimiendo y musitando sus secretos malditos. La conquista de Grendopolán marchaba a la perfección. Las Fortalezas del Norte, baluartes de defensa frente a los invasores, guardadas por las sacerdotisas-guerreras de la Sagrada Orden de la Llama Eterna, estaban siendo conquistadas una por una por sus ejércitos. En pocas semanas, se abriría el camino hacia el corazón del Reino enemigo. Pero la preocupación persistía en su interior. Conocía bien las leyendas. El Ejército Durmiente. Hacía muchos cientos de años, un ejército de Grendopolán cayó defendiendo su capital, Amaniel, de las huestes combinadas de varias naciones enemigas. Se decía que lograron repeler el asedio, pero a un alto coste: todos los soldados murieron defendiendo su reino. Los dioses, conmovidos, tomaron las almas de…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Mamá descubre que mi tío y yo tenemos una sumisa” (POR GOLFO)

  Tercer capítulo de “Sustituí a su esposa en la cama de mi tío”. Mi relación con mi tío era cada vez mejor, no solo era mi macho y el hombre en el que me podía apoyar sino que también sabía mantenerse en segundo plano cuando me apetecía jugar con  mi sumisa. María que, hasta un mes, solo era mi compañera de universidad, ahora vive con nosotros y como la obediente mujer que es, cuando llega de clase se cambia de vestido y se pone el uniforme de criada. Todavía recuerdo el día que se lo hice. Como me resultó imposible encontrar uno que combinara elegancia y sensualidad, por eso tuve que comprar el típico de sirvienta antigua y arreglarlo. Mis retoques fueron mínimos: la larga falda quedó convertida en una minifalda que me permitiera disfrutar de sus piernas nada más verla e incrementé la longitud de su escote para…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: La mujer del empresario. Episodio 3 (POR RUN214)

EPISODIO  III   EL LÍO Raquel llevaba varias semanas sin venir a clase. Incluso antes de que dejara de asistir al colegio ya la encontraba rara, apática, sin rastro de su vitalidad y simpatía. Qué cosas tenía la vida. Había conseguido follársela, nada menos que a la tía más buena y deseada de todo el colegio y ahora va la tía y desaparece. Con lo feliz que era viéndola cada mañana y pensando “te he follado el coño, me he corrido dentro y lo mejor es que tú no lo sabes”. Qué felicidad saber que ella desconocía su secreto; que le había metido la polla en su boquita de miel y ella ni se había enterado; que se había pajeado con su manita de princesa mientras veía como su padre le llenaba su coñete de semen. Ahora sin ella no podía regodearse de su suerte. ¿Qué le habría pasado? Tenía…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: La mujer del empresario. El medicamento (POR RUN214)

    EL MEDICAMENTO  Por desgracia para Miguel fue la mujer de Perecet quien salió a recibirle cuando llamó a la puerta. Allí estaba ella, la mujer de hielo, mirándole con esos ojos de perra-loba. Le hacía sentir como un pordiosero mendigando en la casa de un marqués. -¿Qué haces aquí? –Preguntó ella. -Venía a… yo venía a… -No me gusta verte por aquí. -¿Cómo? -No quiero que te acerques a mi hija. -¿Raquel? N…No he venido a ver a su hija, señora… -Mi hija no es para alguien como tú ni los de tu clase. Estuvo tentado de tumbarse en un rincón y lamerse la pata gimiendo como un perro apaleado pero por suerte la dosis de humillación cesó al instante. Luis Perecet apareció tras su mujer y le hizo señas para que se acercase a él. -¡Miguel! Has llegado puntual. Acércate, sígueme a mi despacho. -L…Lo siento, señora……
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: La mujer del empresario (POR RUN214)

  EL ORDENADOR La imagen ocupaba toda la pantalla. El muchacho se apartó desconcertado cuando el hombre se abalanzó sobre el teclado pulsando frenéticamente la tecla “ESCAPE”. -¿Pero qué coño pasa? ¡Esto no debería estar aquí! lo siento. Le juro que no sabía lo que había dentro del archivo. –Logró balbucear el muchacho. -Joder que vergüenza. Esta foto la saqué sin estaba probando la cámara ¡Me cagüen la puta! Por más que el hombre oprimía repetidamente la tecla, la imagen permanecía estática en la pantalla y tanto él como el adolescente se ponían más nerviosos con una situación tan bochornosa. Miguel, que así se llamaba el muchacho, había acudido a la casa de aquel hombre como favor a, una amiga del instituto. El hombre que ahora estaba junto a él era el padre de esa amiga. Al parecer había borrado varios archivos accidentalmente en el ordenador del despacho de su…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Aurora 2” (POR MARTINA LEMMI)

- ¿Qué otras cosas le hacía Aurora? – me pregunta mi psicoanalista, cambiando el ángulo de las preguntas: no se resigna ante mi falta de respuesta sino que, por el contrario, la toma como un dato; aun sin verle, lo imagino paladeando su triunfo. Entierro mi rostro en el diván: no es tanto que esté haciendo memoria, sino que quiero, de algún modo, ocultarme de los recuerdos tortuosos. Mi respuesta tarda en llegar pero, al parecer, esta vez el tipo no está dispuesto a concederme el beneficio del silencio; de pronto, siento que está haciendo girar el bolígrafo dentro de mi orificio de tal modo de describir círculos. Mi resistencia se afloja aun más; es evidente que él está consiguiendo su objetivo. - Me… hacía vestir como nena – balbuceo, entrecortadamente y entre sollozos. - Bien, seguimos encontrando cosas interesantes. No es difícil entender por qué Aurora lo traumó tanto.…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: Blue margarita (POR VIERI32)

    La noche en el bar Rennes se había convertido en madrugada, y con ella se fueron mis esperanzas de encontrarme con Anastasia. El gentío que bailaba hacía unas horas, apretados en el calor infernal de la pista, e inmersos en la música fuerte de turno, se había convertido en tres, cinco borrachos riendo en la mesa del fondo, escuchando el jazz suave que ponían cuando casi no había alma viviente. Nina nunca el jazz sonó tan bien con la voz de una mujer. Iba a levantarme de la butaca, despegar mis brazos de la barra que me sirvió de apoyo por más de dos horas para nunca más volver, y con una idea fija recorriendo los rincones de mi cabeza; nunca más intercambiar mails con la hija de puta de Anastasia. ¿Cómo podía haber confiado en una extraña que me prometió la noche de mi vida? Pero sus…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: Sexo duro con un matrimonio perverso (POR ROCIO)

Hola queridos lectores de Pornógrafoaficionado.  Me llamo Rocío y soy de Uruguay, tengo diecinueve pero a veces me siento rara con mis amigas porque me gusta el sexo duro y dudo que ellas soporten la mitad de lo que yo. Me dicen que soy muy apetecible, de carne maciza y buenas curvas, llevo además el cabello lacio y suelto hasta los hombros, de color castaño café como mis ojos. En mis otros relatos conté cómo me chantajearon para ser la putita de un grupo de ocho hombres maduros, y también cómo tuve que hacerme tatuajes obscenos (pero temporales) y piercings para complacerles. Posteriormente me volvieron adicta a la zoofilia y cumplí mi deseo de hacerlo con los dos perros del jefe del grupo. Nunca lo he practicado con mujeres, ni mucho menos me imaginé que podría “follar” a un maduro utilizando un pene falso, pero ambas cosas iban a cambiar drásticamente. Pronto tendría una…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Aurora” (POR MARTINA LEMMI)

- ¿Nombre? - Julio. - ¿Edad? - … Treinta y nueve. - Dudó al decirlo. - Cumplo cuarenta en unos días. - Digamos entonces que tiene casi cuarenta. - Tengo treinta y nueve… Asiente ligeramente, se acomoda un poco los lentes y vuelve a su bloc de anotaciones. Debo confesar que, a poco de conocerlo, mi psicoanalista comienza a caerme mal; no sé por qué, pero creo haber detectado un cierto deje de ironía en su gesto o bien un cierto aire de triunfo por haberme hecho pisar el palito: a nadie le gusta el cambio de década y, por lo tanto, uno busca prolongar los treinta y nueve lo más que puede, pero sí, la realidad es que ya tengo casi cuarenta. A propósito, él parece tener algo menos: tal vez unos treinta y cinco o treinta y seis. Retoma su interrogatorio: -¿Estado civil? Trago saliva antes de responder:…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Mi profesora no era decente sino muy puta” (POR GOLFO)

Para contaros esta historia, me tengo que retrotraer unos años a cuando recién salido del colegio acababa de entrar en la universidad. Recuerdo con añoranza esa época, durante la cual no solo aprendí los rudimentos básicos de todo geólogo sino el arte de complacer a una mujer. Curiosamente mi profesora en esos menesteres fue la catedrática de Cristalografía. Doña Mercedes, aparte de estar buenísima, era un hueso duro de roer por lo que todos los estudiantes temblábamos al verla entrar en el aula. Con una mala leche proverbial, usaba y abusaba de su poder para menospreciar a los que habíamos tenido la desgracia de tenerla como tutora. Su menosprecio no tenía sexo, le daba igual que el objeto de su ira fuera una mujer o un hombre, en cuanto te enfilaba podía darte por jodido. Todavía me acuerdo de la primera vez que la tomó conmigo. Esa mañana el metro…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “La puta de mi esposa metió en mi cama a su amiga” (POR GOLFO)

Creo que la gran mayoría de los hombres hemos fantaseado con la idea de hacer un trio con su pareja y de ellos también me consta que un porcentaje elevadísimo, ha deseado hacerlo con esa conocida buenorra que nos pone cachondos cada vez que coincidimos con ella. ¡Qué tire la primera piedra, el que nunca ha soñado con compartir a su esposa con otra! ¡Qué me insulte aquel que jamás ha insinuado a su pareja con ello! Sinceramente creo que el 99% de mis lectores han deseado sumergirse entre las piernas de una belleza con su novia o mujer participando a su lado. ¡Eso me ocurrió a mí! Y por eso quiero contároslo. Lo primero es presentarme, me llamo Alejandro y no soy un adonis. De  estatura normal, con cuarenta cinco años y un poco de sobrepeso, me considero un tipo del montón. Ejecutivo de una multinacional llevo una vida…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies