Archives for autosatisfacción

Relato erótico: “Cómo seducir una top model en 5 pasos (05)” (POR JANIS)

Fusion Model Group. Nota de la autora: si alguien quiere comentar u opinar, puedes mandar un correo a Prometo responder. Gracias. Encarna regentaba una limpia y honesta pensión, en un edificio de tres plantas, cercano al apartamento de Chessy. La mujer tenía su apartamento en la planta baja y, todo lo demás, estaba configurado en habitaciones de diferentes tamaños, cada una con su propio baño, para acomodar huéspedes. Encarna era famosa en el Village por su excelente cocina. Todos sus huéspedes comían, al menos una vez al día, con ella, en el enorme comedor de su apartamento. Ella seguía la política de las antiguas casas de hospedaje: las comidas entraban en el precio de la habitación. Esa era la rutina de Encarna, atender a sus huéspedes, ir de compras al mercado del NoHo, y encargarse de cocinar para las dos docenas de clientes que siempre tenía en su pensión. Ya…
Sigue leyendo
autosatisfacción

Relato erótico: “Ritual de masturbación” (POR LEONNELA)

Tengo el brasier a medio caer, rebosan mis pechos grandes y se desabrigan mis pezones, la  bombacha despernancada realza mi cuerpo que sin tener medidas perfectas mantiene esa forma de venus que da la cintura estrecha y las caderas salientes, con un vientre casi plano, como una sábana extendida que termina en un pubis desértico de vellos. Dibuja también la silueta de mis lomas traseras, sostenidas por un par de muslos fuertes que protegen la estrechez de un sexo que no ha parido hijos pese a sus 33. Me miro detenidamente, una cabellera rizada, larga y oscura da marco a un rostro que sin tener rasgos especiales forma un cuadro armonioso, ojos cafés,  piel dorada, como suele ser una mestiza  amazona.  La sangre ardiente de mujer selvática despierta mi erotismo, tengo ganas de tocarme a mi antojo, seducirme, como si yo fuera el amante insaciable a quien quisiera  No he…
Sigue leyendo
autosatisfacción

Relato erótico: “Repasada por el pintor de mi padre” (POR ROCIO)

Todo comenzó cuando estaba estudiando para los exámenes finales de mi segundo año en la facultad. Mi papá contrató a don Jorge, un señor entrado en los cincuenta, conocido entre los vecinos por ser pintor y hacer trabajos en todo el barrio, amén de tener una actitud tosca. Y no es precisamente que sea un adonis ni nada similar… tampoco es que me importara ya que solo se trata del pintor. Lo contrató para que repintara las paredes de nuestro jardín porque el invierno y la humedad habían hecho de las suyas, enmoheciéndolo todo;  tocaba pintar unas nuevas capas, y de paso renovar también la casa. Así que el señor se presentaba todas las tardes en mi hogar donde trabajaba durante horas y horas mientras yo en la sala me dedicaba a estudiar. A veces me tomaba descansos para ir a charlar con él. Total, como a esas horas éramos…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?