autor-central

Archives for anal

anal

Relato erótico: “Mi viejo vecino me estrenó la cola” (POR ROCIO)

No soy muy buena conduciendo pero es un miedo que sé que se vence con práctica. Cuando mi hermano me prestó su coche para ir al supermercado, manejé tanto la ida como la vuelta con el corazón en la garganta. Fueron, básicamente, las seis cuadras más largas de mi vida. Puede sonar ridículo, contraproducente en extremo, pero estaba charlando con mi novio por el móvil mediante el “manos libres” porque en serio necesitaba comentarle a alguien de que fui capaz de conducir sola; lo veía ridículamente como una victoria merecedora de ser compartida. Aunque me arrepentí de haberlo hecho porque él aprovechó para decirme guarrerías que intentaré reproducir: —Estoy llegando, Christian, ¡estoy llegando a casa! —Perfecto Rocío, y tú todo el rato pensando que ibas a atropellar mínimo un gato. Esto hay que festejarlo de alguna manera… No sé, ¿qué te parece una noche especial en la playa de Gardel?…
Continue Reading
anal

Relato erótico: (Once minutos en el infierno) (POR VIERI32)

¿Inmortalidad? Nunca creí que en ella pero cada vez que veía ese tatuaje; esos extraños símbolos que me dibujó ella bajo las luces de las cada vez que lo veía, no hacía más que preguntarme en mis adentros; ¿Y si realmente funciona? ¿Pude alguien engañar a la Muerte? Aunque lo mío era pura curiosidad, jamás depositaría mi esperanza y fe en un bonito tattoo de origen indígena. - ¡Ariel! Repentinamente oí su voz, tocando la puerta de mi departamento e inmediatamente alcé la voz para decir que estaba abierta. Sandra Ramí siempre fue la buena para nada que conocí en una noche de bar, jamás dejaría de serlo ni aunque pasaran mil años. Y yo tan enfermo por sonreír cada vez que me rondaba con esos ojos de gatita. Ambos sabíamos que no debíamos, pero a ella no le importaba, siempre que podía la jodía, y yo no dejaba pasar…
Continue Reading
anal

En el camino Guille y Mili se despertaron un par de veces, más bien Vane, tras dejar sentado su mensaje, mejor dicho su nuevo chantaje, se durmió nuevamente. No hubo mayores contratiempos… solo en mi mente por lo que dijo Vane. La casa de Mili estaba más cerca, así que la deje ahí y mientras me despedía cariñosamente de ella, volví a sentir la mirada de Vane clavada en mí, deseando ella que me la volviera a clavar seguramente… esperaba que Guille no lo notara… luego fuimos a la casa de Guille, pensé quedarme ahí y que el llevara a Vane… pero ella dijo que había descansado y que podía manejar sola a su casa… Guille se acercó a conversar con ella, yo me aleje para darles su espacio… nuevamente algo de discusión y Vane se fue sin más, altiva otra vez, dejando a Guille con expresión sombría en la…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Rompiéndole el culo a Mili (30)” (POR ADRIANRELOAD)

Desperté descansado… la luz del día entraba por la ventana, el canto de las aves, era un día cálido con una fresca brisa, todo parecía perfecto… pero estaba solo… ¿dónde estaba Mili?... otra vez se me activo en mi cabeza la alarma paranoica por lo que pudiera hacer o decir Vane…. Esa loca podía cambiar de humor y planes fácilmente, si nos escuchó anoche en el baño y se puso celosa… podía contarle a Mili todo… total ya era de día y podía largarse cuando quisiera en su salte de la cama y me disponía a salir en busca de Mili… - ¿A dónde vas?... me pregunto una voz detrás mío. - Ufff… que susto… iba a buscarte… repuse viendo a Mili en la puerta del baño. Ella sonrió coqueta y volvió a entrar al baño… creo que tras todas las veces que la poseí en ese club y en…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Historias de un ascensor 02: Compañeros de oficina” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 02: COMPAÑEROS DE OFICINA -          Planta décima. Contabilidad. La impersonal grabación del ascensor anunció, como todas las mañanas, que habíamos llegado a nuestro destino. -          ¡Los pringados de contabilidad! – exclamó una voz anónima, provocando una risilla generalizada. También, como todas las mañanas, algún gilipollas de las plantas superiores se burlaba de nosotros, los pobrecitos currantes que éramos, según el jefe de personal, “el pegamento que mantenía unida la empresa” y según el resto de empleados, los cabrones que les recortaban la cuenta de gastos, limitaban los presupuestos de proyectos y les congelaban la paga de Navidad. Como si fuera culpa nuestra y no de los de arriba. Éramos como zombies apaleados, eso sí, vestidos elegantemente debido al código de vestimenta de la empresa, traje para ellos, con algo más de libertad para ellas, obligados a usar las malditas corbatas que nos ahogaban, no fuera a ser…
Continue Reading
anal

Relato erótico: Puta, casada y culona era la hija de mi vecina (POR GOLFO)

No siempre ser un pardillo es un problema. Cuando tenía veinte años, una vecina de mi madre me tomó como su chapuzas personal y para colmo no me pagaba. Doña Merche una simpática cincuentona  vivía en frente nuestro y abusando de la amistad que le unía con mis viejos, cada vez que le fallaba algo en su casa, me llamaba para que se lo arreglase. Daba igual que la chapuza fuera un grifo que le goteaba, una luz que no le encendía o que por causa de una tormenta, la televisión no estuviera sintonizada, siempre que le venía en gana esa vieja me llamaba y yo no podía negarme. A mi madre le daban igual mis quejas. -Debes ser un buen vecino- me dijo una vez que volvía encabronado por perder una hora en casa de la vecina sin que siquiera me hubiese invitado una cerveza –algún día se lo…
Continue Reading
anal

Relato erótico: ¿Me romperías el culito? me dijo un día mi sobrina? (POR GOLFO)

Nunca hubiese supuesto que un día la preciosa cría de mi cuñado me hiciera esa pregunta. Para explicaros como llegó a hacérmela, os tengo que contar un poco de mi vida. Casado desde joven con una hermosa mujer llamada Lara, nunca necesité buscar fuera lo que mi esposa me daba con gusto en la cama. Os parecerá increíble que os diga esto, pero la realidad es que siempre había obtenido el suficiente sexo con ella y por eso me parecía incluso una degeneración que hombres casados como yo, buscaran en jovencitas alivio a sus oscuras necesidades.  Como pareja era casi perfecta y digo casi porque nadie está al cien por cien satisfecho con lo que tiene, pero ateniéndome a lo que mis amigos me contaban: ¡Lara era insuperable! Ni siquiera tenía que ser yo quien lo pidiera. Mi mujer era y es una hembra caliente que necesita su ración de…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Rompiéndole el culo a Mili (29)” (POR ADRIANRELOAD)

Tras la espectacular venida que tuve… escuchar aquella frase de satisfacción me dejo perplejo… - ¿Queee?... exclame atónito. Aquella frase solo se la había escuchado a ella en momentos de placer… si… a… Vane… si aquella niña ricachona gringa mimada y alienada que en momentos de excitación y placer profería frases en inglés (oh my god)… y no solo eso, era el tono de voz… no era el de Mili… Quizás estaba equivocado, tal vez seguía ebrio, quizás era un sueño… para verificar, me di otro palmazo en la frente… auuu, eso dolió… luego aparte la maraña de cabellos de su rostro… - Por la put… madr… suspire lamentándome en voz baja. - Te dije que me lo harías de nuevo… sin ataduras… dijo Vane sonriendo satisfecha. La su madr… en ese momento mis bolas se hicieron canicas, mi verga parecía un globo largo desinflándose… no di importancia a los…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Rompiéndole el culo a Mili (28)” (POR ADRIANRELOAD)

Nos mantuvimos echados, ella sobre mí, en una extraña posición, en silencio, bueno en agitada respiración mientras nos recuperábamos… hasta que mi verga fue saliendo de su ano y la leche con ella… solo ahí ella se salió y procedió a limpiarse con su pequeña ropa interior… En eso vimos una luz moviéndose alrededor nuestro… era una linterna… mierd… el Mili vino rápidamente a mi lado. Nos acurrucamos silenciosamente detrás de un arbusto para ocultarnos. Esperamos un momento hasta que la luz fue desapareciendo a lo lejos. - Ufff… suspiro ella al ver disiparse el peligro. Luego Mili me diría que era un conocido de su padre, hijo de un militar amigo suyo que se había quedado sin empleo y que él le consiguió el trabajo ahí. Seguro era con el que me amenazo respecto a que tenía gente en el club para cuidar a su hija y vigilar la…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Di por culo a la puta de mi cuñada en una playa” (POR GOLFO)

El culo de una cuñada es el sumun del morbo, no creo que haya nadie que no sueñe con follarse ese trasero que nos pone cachondos durante las interminables cenas familiares. Muchos de nosotros tenemos a una hermana de nuestra mujer que además de estar buenísima, nos apetece tener a nuestra disposición. En otras ocasiones, nuestra cuñada es una zorra manipuladora que nos ha hecho la vida imposible durante años y para vengarnos, nos encantaría tirárnosla. Mi caso abarca ambas situaciones. Nuria, además de ser quizás la mujer más guapa y sexual que he visto, es una cabrona egoísta que me ha estado jodiendo desde que me casé con su hermana. Para empezar, la forma más fácil de describirla es deciros que esa guarra sin escrúpulos parece salida de un anuncio de Victoria Secret´s pero en vez de ser un ángel es un engendro del infierno que disfruta humillando a…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “La puta de mi esposa metió en mi cama a su amiga” (POR GOLFO)

Creo que la gran mayoría de los hombres hemos fantaseado con la idea de hacer un trio con su pareja y de ellos también me consta que un porcentaje elevadísimo, ha deseado hacerlo con esa conocida buenorra que nos pone cachondos cada vez que coincidimos con ella. ¡Qué tire la primera piedra, el que nunca ha soñado con compartir a su esposa con otra! ¡Qué me insulte aquel que jamás ha insinuado a su pareja con ello! Sinceramente creo que el 99% de mis lectores han deseado sumergirse entre las piernas de una belleza con su novia o mujer participando a su lado. ¡Eso me ocurrió a mí! Y por eso quiero contároslo. Lo primero es presentarme, me llamo Alejandro y no soy un adonis. De  estatura normal, con cuarenta cinco años y un poco de sobrepeso, me considero un tipo del montón. Ejecutivo de una multinacional llevo una vida…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Doce noches con mi prima y su amiga en una isla 2” (POR GOLFO)

La situación aun siendo difícil no era dramática. El islote tenía comida suficiente para nosotros tres por lo que por ese lado no teníamos que preocuparnos. Además de pescado, teníamos fruta e incluso carne, ya que, los cerdos asilvestrados se habían adueñado de la isla y además de los que teníamos en la cerca, durante nuestras exploraciones, habíamos visto muchos más. El verdadero problema era el aburrimiento. Habiendo adecentado la choza que encontramos y establecido turnos para las labores diarias, nos sobraba la mitad del día por lo que ya desde el tercer día, empezamos a sufrir hastío. Tercer día: Después de una noche de pasión en la que María y yo nos dedicamos a complacer a nuestra amante, nos levantamos tarde porque en realidad no teníamos nada que hacer a excepción de sacrificar a uno de los animales. Reconozco que a ninguno de los tres, nos apetecía matar a…
Continue Reading
anal

Realto erótico: “Fui infiel a mi marido con su padre, mi suegro” (POR GOLFO)

Nunca creí que me pudiera comportar como una puta en celo y menos que fuera con Javier, mi suegro. Educada en una familia de clase media, mis padres me habían enseñado recios principios morales que sin ningún esfuerzo asimilé e hice míos. Desde niña creí en el matrimonio para toda la vida, en la fidelidad y sobre todo en la familia. Por eso cuando conocí a Alberto, me enamoré de él. Con mis mismos valores, era a pesar de su juventud un buen profesional y un hombre de provecho. El sintió lo mismo por mí y tras tres años de noviazgo, nos casamos por la iglesia, nos compramos un chalet e incluso adoptamos un perro. Éramos un modelo de matrimonio para nuestros amigos. Mi marido al terminar de trabajar, venía a casa y solo aceptaba las invitaciones si estas me incluían a mí. Estoy plenamente segura que nunca me puso…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Prostituto 20 Correos obscenos de una puta preñada” (POR GOLFO)

  Siendo un prostituto desde hace dos años, creía que nada podría sorprenderme pero os tengo que confesar que no entendí la actitud de Kim ni de sus correos. Todo empezó a partir de una fiesta a la que acudí como acompañante. Esa noche me había contratado Molly, una morena bastante simpática que pasada de copas, me pidió que la follara en el jardín de la casa. Como eso no representaba ninguna novedad, satisfice sus deseos echándole un buen polvo tras unos arbustos. Encantada con el morbo de la situación mi clienta quiso que la llevara a su casa y que allí repitiéramos faena, pero debido a la borrachera que llevaba en cuanto la desnudé, esa mujer se echó a roncar. Como ya había cobrado, la tapé y tranquilamente me fui a mi apartamento a dormir la mona. Fue una noche anodina como otra cualquiera y no la recordaría siquiera…
Continue Reading
autor-central

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES