Author Archives: Golfo - Page 112

hetero

Relato erótico: “Mi madre y el negro II: Asimilación” (POR XELLA)

Daba vueltas de un lado a otro. No podía dormir. Aun era de día y la luz se filtraba por las rendijas de las persianas, pero no era eso lo que la impedía dormir. "Ven aquí, puta. Ya tienes la merienda preparada. Una buena ración de leche." Oía la voz de Frank en su cabeza, y veía la imagen de su madre, arrodillada ante su enorme polla, esperando su "merienda". ¿Como había podido pasar eso? Ni en sus peores pesadillas se habría podido imaginar algo así. ¿Su madre estaba loca? Y encima con La imagen de la enorme polla del chico, justo antes de penetrar a su madre la asaltó y un escalofrío la recorrió de arriba a abajo. El contraste de aquel enorme falo negro y la pálida piel de su madre se le había quedado grabado a fuego en las retinas. Recordó como antes de ver quien era…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El tatuaje” (POR ALEX BLAME)

Me gusta pasear por la cafetería de la universidad, los cafés  son baratos y siempre encuentro alguien que me inspire un nuevo trabajo. La gente que acude allí viene atraída por las discusiones, los menús baratos, las mujeres jóvenes y hermosas o las timbas de mus y tute. Me acodé en la barra y pedí un capuchino. A esas horas no había mucha gente y la enormidad del recinto junto con los muebles baratos y de color claro lo hacían parecer aún más vacío. Me giré y eché un vistazo a la parroquia. A la derecha, al fondo, había un grupito de jóvenes que murmuraban en tono conspirativo con unas cervezas en la mano. En el centro, cuatro aspirantes a veterinarios, los mismos de siempre, jugaban una partida de mus y se insultaban con furia a intervalos regulares.  A la izquierda, y lo más alejadas posible de los ruidosos tahúres…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “El pueblo de los placeres 4” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

"Hola Luís, soy mamá. Esto que voy a contarte es algo que jamás te tendría que haber contado. Pero me veo en la obligación, pues llevo días muy preocupada por ti y mi hermanita. Se trata del pueblo. Estoy convencida que a estas alturas ya te habrás dado cuenta que ocurre algo anormal. También estoy segura que estás acostándote con la tita Ana. Ella se pone muy enferma en ese pueblo. Tenéis que salir de allí cuanto antes. Cuando me comentases que ibas a vivirte allí, tuve que controlar el impulso de explicarte por qué estabas en un error. Tal vez guardaba la esperanza de que el pueblo hubiese cambiado. Pero cuando fui al entierro de mi tía Leonor, supe que esto no era así. Sentí en mis venas el fuego, al solo bajarme del coche, y me tuve que ir para no quedar atrapada de nuevo en él. Hace…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “La casa de campo” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Sonó el teléfono mientras salía del baño con el recién colocado albornoz. Tras descolgar con el clásico "dígame" escuché su voz. Hola, Víctor. ¿Qué tal?. Hola Isa. Muy bien ¿y tú qué tal? Bien pero necesito un favor. Es acerca de lo de mañana. Mi marido trabaja y Ángel no me coge el móvil. El problema es que aun no hemos comprado la comida ni la bebida; y necesito que me acompañes a comprar para luego acercarme al campo. ¿Me recoges a las 18:00?, ¡por favor! Perfecto. No tenía nada que hacer. Hasta las seis. Es probable que haya iniciado este relato de una forma que haga despistar al lector. Imagino que agradecerán unas pequeñas explicaciones que los sitúen lo mejor posible. Intentaré hacerlo breve y claro, para poder volver a lo que quiero compartir con todos ustedes cuanto antes: Mi nombre es Víctor y tengo 29 años. Estoy casado…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “EL LEGADO (11): Elke la noruega.” (POR JANIS)

Elke, la noruega.   Aspiro con fruición el aire de Madrid, antes de meterme en el portal del inmueble. Regreso de correr diez kilómetros y el frío casi congela el sudor sobre mi rostro. Hace tanto que hasta yo lo noto. Pero estoy contento de estar de nuevo aquí. Le mando un mensaje a Dena. “Estoy ahí en ½ hora. Quítatelo todo.” Mis maletas están en medio del vestidor, donde las solté anoche, antes de meternos los tres en la cama. Tengo que acabar el vestidor y así poder dejar la poca ropa que he traído. Tengo que renovar vestuario, pero no quiero hacerlo demasiado pronto. ¿Qué pasa si aún pierdo diez kilos? He traído conmigo lo que he creído que echaría de menos. Esta semana ha sido como una despedida. Me da en la nariz que no volveré por la granja en una buena temporada. Prometo solemnemente que hoy…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico “V de Venganza” (POR ROGER DAVID)

V de Venganza… 20 Años Después. Esta historia comienza en un remoto y empobrecido pueblo ubicado en una alejada región montañosa, lugar predilecto para algunos narco traficantes para mantener escondidas sus plantaciones de drogas, y como así mismo otros pocos laboratorios para la producción de la misma. Los habitantes del lugar de por si gentes sumamente humildes y trabajadores vivían aterrados por esa horda de mal vivientes que habían llegado a convivir con ellos solo hace algunos años, estos casi se habían adueñado de la región sembrando violencia, asesinándose entre ellos y haciendo que los originarios de la zona vivieran día y noche asustados e intimidados. El joven Her con 31 años de edad, vivía solitario en una pequeña casa habitación la cual había heredado de sus abuelos, los cuales ya habían fallecido desde hace ya unos buenos años. Su vivienda se encontraba a la orilla de un sombreado camino…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “LA FÁBRICA (4):”(POR MARTINA LEMMI)

Al otro día cayó por la fábrica Luciano, el hijo de Hugo.  Para mi desgracia, no vino esta vez con compañía familiar, lo cual le dejaba un mayor margen de maniobra.  Y, de hecho, del modo más obvio posible, prácticamente se abalanzó sobre mi escritorio apenas llegó.  Yo lo saludé cortésmente como también lo hicieron el resto de las chicas pero la realidad era que él tenía los ojos clavados como dagas sólo en mí.  Lo suyo parecía ser una obsesión perversa; ésa era exactamente la sensación que me había dado dos días antes al conocerlo, sólo que en aquel momento la presencia de su esposa actuó como factor de contención. “La falda sigue corta, ¿no?” – preguntó con una sonrisa ladina y estirando el cuello como para espiar por detrás del escritorio; yo, en un acto reflejo, me cubrí con las manos. “S… sí, por supuesto – respondí -. …
Sigue leyendo
voyerismo

Relato erótico: “Mi madre y el negro I: Descubrimiento” (POR XELLA)

Alicia bajó a desayunar harta de oír a su madre.  - Ya es hora de despertarse, ¿No crees? - Le dijo ésta cuando llegó a la cocina.  Alicia se llevó la mano a la cabeza, la noche anterior había sido muy dura y tenía una resaca de caballo, lo último que necesitaba oír eran los sermones de su madre. Se sentó al lado de su hermana y comenzó a marear los cereales con la cuchara.  - ¿Demasiada fiesta ayer? - La chinchaba Claudia, en voz baja, para que su madre no la oyera - ¿O también te sentó mal la cena?  - Oh, cállate. - Dijo, dando un manotazo a su hermana en el hombro.  - ¿Cuantos cayeron anoche? - Seguía la chica. - Cubatas, digo, chicos ya se que ninguno.  Alicia, cansada, volvió a lanzar un manotazo a su hermana, esta vez dirigido a su cara pero ésta, más…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Descubriendo a Lucía (7)” (POR ALFASCORPII)

7 Mi nueva vida estaba resultando de lo más satisfactoria. En sólo una semana ya había tomado completamente las riendas, y aunque mi nueva condición había propiciado algunos cambios en mí, seguía siendo la misma persona, sólo que con algunos objetivos y gustos diferentes debidos a las circunstancias. Pasé un par de días tranquilos en los que me centré en hacer bien mi trabajo, aportando nuevas ideas que mi jefe, Gerardo, alabó por resultarle refrescantes y cuya puesta en práctica obtuvo su visto bueno. Eso sí, en ningún momento omitió los piropos no centrados únicamente en mi ingenio. Acepté sus zalameras palabras alabando mi belleza con una sonrisa y dando capotazos como los que Lucía siempre había dado utilizando respuestas como: “Qué cosas dices”, “Tú que me miras con buenos ojos”, etc. Respuestas tontas y prefabricadas con las que dar el asunto por zanjado para cambiar inmediatamente de tema encauzándole…
Sigue leyendo
voyerismo

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista (Parte 12) FINAL ” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 12 -  capítulo final): CAPÍTULO 24: EL NUEVO PLAN DE ALICIA: -          Sí, ahí... así me sigue por ahí - gemía Alicia. Yo obedecía sus instrucciones sin dudar, aunque, después de haberle comido el coño al menos 50 veces, sabía perfectamente qué botones pulsar para que mi amante disfrutara al máximo. Sin embargo ella siempre me decía cómo debía hacerlo; le encantaba dar órdenes. Esa tarde estábamos en su casa, concretamente en el salón. Ella ni siquiera se había desnudado, limitándose simplemente a subirse la falda hasta la cintura, quitarse las bragas y despatarrarse en el sofá. -          Cómemelo - me dijo simplemente. Y yo obedecí al instante. Como siempre, me esforzaba al máximo en darle placer a aquella mujer, en ese momento, su coño era todo mi mundo, ardiente, jugoso, mi lengua serpenteaba entre sus labios, recorriendo y lamiendo la trémula carne, haciéndola gimotear…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “La nena del 69” (POR ESTHELA)

La nena del 69   Hola mi nombre es Esthela, soy una chica de 21 años que estudia la universidad. Soy delgada de piel clara, ojos cafés y tengo el cabello rizado de color café. No soy para nada despampanante, mido 156cm y no tengo muchas pompis; a pesar de ello tengo unos pechitos que si bien no son muy grandes son redondos y muy sexis. Este año empezare otro semestre mas de mi carrera y necesito un lugar donde hospedarme. Originalmente no soy de esta ciudad, mi familia vive en otra y no puede acompañarme por lo que me toca vivir sola. A una semana de empezar las clases encontré un departamento que a pesar de ser un poco caro, cuenta con muchas comodidades como: refrigerador, estufa, aire acondicionado, dos cuartos y dos camas. A pesar de que pienso vivir sola uno de los cuartos pienso convertirlo en un…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “EL LEGADO (9): Navidad, navidad, dulce navidad.” (POR JANIS)

Navidad, Navidad, dulce Navidad. El viaje a Salamanca es un tanto silencioso. Hemos salido de Madrid casi al mediodía, decidiendo parar en algún punto del camino para almorzar. Las chicas están meditabundas, reservadas, incluso algo tristes. No solo piensan en cuanto ha sucedido en estos días, sino que, a pesar de que nos queda una semana, más o menos, para estar juntos, regreso a la granja. De repente, Pam empieza a hablar. ―           He visto, mientras hacía la maleta, que solo hay un cinturón con vibrador en el cajón. ¿Alguno de vosotros ha cogido el otro? ―           No, yo no – contesta Maby. ―           Lo he cogido yo – digo, mirando la carretera. ―           Ah – ese simple sonido expresa todas las preguntas del mundo. ¿Sumisas? ¡Una mierda! ―           Se lo he dejado a una vecina – murmuro. ―           ¿Una vecina? – Maby me mira, totalmente sorprendida. ―           Si, Almudena,…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Otro loco” (POR WALUM)

Lz Hola soy Claudia, tengo 33 años, soy muy atractiva, demasiado, o sea en realidad mi cuerpo tuvo mucho que ver mis años de gimnasio, ya que siempre quise mantener todo en su lugar. Junto con mi cabello rubio bien claro y suavemente enrulado. Mis ojos color miel y grandes, mis pechos bien erguidos, desafiantes, incitan, mi perfecta cola, bien parada, resaltada por la ropa que me coloco y mis buenas piernas, no pasan desapercibidas, realmente mis medidas quedaron en 95-53-92. Hay que sumarle a mi esbelta figura, que vivo sola en un departamento de un edificio viejo, y en mi piso soy la única habitante. Desde que vine de mi pueblo, allá por el sur, nunca tuve sobresaltos. Atraída por la gran ciudad, buscaba hacer mi carrera y salir del aburrimiento. Buscaba la aventura, rechazar pretendientes, nunca traer hombres a mi departamento, solo tener la cabeza puesta en mis…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Hércules. Capítulo 17. Adiestramiento.” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 17: Adiestramiento. El día siguiente comenzaron los entrenamientos. Era despertado todos los días a las seis de la mañana y tras el desayuno ya le estaba esperando Afrodita con unas ceñidas mayas y escueto top desafiando el frío mañanero. Los primeros días los dedicaron a evaluar sus funciones físicas, velocidad, resistencia, agudeza visual e inteligencia. Al principio Hércules intentó disimular sus capacidades tal y como sus madres le habían aconsejado siempre, pero Afrodita lo sabía todo y le obligó a emplearse a fondo. Tras la evaluación, ambos llegaron a la conclusión de que no necesitaba adiestramiento en cuestiones de lucha cuerpo a cuerpo, pero Afrodita le señaló que no era invulnerable y le enseñó a manejar armas de todo tipo, especialmente las de tipo personal. En pocos días consiguió ser un experto en el manejo de pistolas, fusiles y rifles de francotirador. —Pensarás que ya estás preparado, —dijo Afrodita…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies