autor-central

Author Archives: Golfo

control mental

Relato erótico: “Alias: La invasión de las zapatillas rojas 3 ” (POR SIGMA)

ALIAS: LA INVASIÓN DE LAS ZAPATILLAS ROJAS 3. Un consejo: es conveniente, aunque no forzoso leer Cazatesoros: Sydney y las zapatillas rojas y Expedientes X: el regreso de las zapatillas rojas, antes de leer esta historia. Por Sigma Sydney Bristow despertó con una sonrisa de satisfacción, había tenido sueños tremendamente placenteros, estaba segura, aunque no podía recordarlos, de inmediato recordó donde estaba, por lo que cerró los ojos un instante, respiró profundamente y se preparó para el nuevo día que le esperaba. Se levantó de la cama vestida con sus pantaloncillos cortos y su camiseta de algodón para luego entrar al baño de su habitación, tenía trabajo que hacer y debía prepararse. Abrió las llaves del agua y se desvistió rápidamente. Se metió en la ducha, el agua cálida la hizo sentir viva y fresca, se enjabonó con vigor y se enjuagó, de inmediato comenzó a secarse el cabello y se peinó. - Bueno…
Continue Reading
Infidelidad

Relato erótico: “Maquinas de placer 03” (POR MARTINA LEMMI)

  Esa tarde, mientras Jack Reed regresaba por la atestada autovía camino de su casa, no cabía en sí mismo de las ganas de llegar debido a la ansiedad que tenía por cargar el VirtualRoom con los nuevos datos y así poder hundirse en su nueva y doble fantasía… Poco antes de salir del trabajo había pasado por el despacho de Carla Karlsten, encontrándose con el patético espectáculo de ver al muchacho nuevo lamiéndole el calzado; el joven, semidesnudo, lucía marcas tanto sobre sus nalgas como sobre su espalda que evidenciaban que la perversa jefa lo había sometido al látigo y la fusta.  Miss Karlsten había hecho, sin más, pasar a Jack a su despacho, de lo cual podía inferirse que poco le importaba tomar recaudos o que, incluso, se complacía en mostrarle la condición a que había reducido al nuevo empleado.  Por lo pronto, Jack se mostró lo más…
Continue Reading
lésbico

Relato erótico: “Burke investigations 06 Y FINAL” (POR JANIS)

  El caso del perro violador. Capítulo 6.  Nota de la autora: comentarios y opiniones pueden enviarlas Elsa necesitaba que Mad Kiss saliera al descubierto. Tener un enemigo así, oculto y al acecho, iba en contra de cualquier manual de guerra. Le quería localizado, y, a ser posible, nervioso. Sabía que era muy peligroso desafiarle así, pero no disponía de más armas que ese DVD. En contra de su costumbre, Elsa acudió a la guarida del Barón, que se encontraba en la trasera de una panadería de Chinatown. El Barón era un chino joven, de unos veinticinco años, que estaba enterrado entre varios montículos de material tecnológico. El joven parecía escuálido y bastante pálido, o lo que podría llamarse pálido para un oriental. En realidad, al Barón no le daba el sol de lleno desde hacía más de un año. No salía a la calle apenas y casi nunca de…
Continue Reading
control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red IV” (POR XELLA)

- ¿H-Hola? - Balbuceó Amanda. El hombre se dió la vuelta y la miró de arriba a abajo, pero no dijo nada. - Vení Vanía a - Un par de piercing. - La cortó la dependienta, que acababa de entrar a la sala. - En los pezones. El hombre seguía cayado, sin decir nada. Se dió completamente la vuelta y se acercó a Amanda. Era un hombre fuerte y musculoso, estaba sin camiseta y tenía el torso repleto de tatuajes. Rodeó a Amanda mirandola detenidamente y se paró frente a ella, mirándola a los ojos. Amanda, avergonzada, apartó la mirada, lo que provocó que una ligera sonrisa apareciese en los labios del hombre. - Quítate la ropa. - Dijo el hombre - ¿Q-Que? - Amanda no se lo esperaba - Que te quites la ropa ¡No querrás que te haga los piercings a través de ella! Insegura, Amanda comenzó a…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Travesuras con mi Pequeño Primito 1” (POR LEONNELA)

Edwar es el hijo de mi prima mayor, siempre fue como mi hermanito consentido, era un bebe precioso al que me encantaba llenar de mimos. Cuando él nació yo tenía alrededor de 14 años y a medida que iba creciendo le fui tomando tanto cariño, que solía consentirle al exceso de darle a escondidas los gustitos que sus padres le negaban, quizá por ello desde su más tierna infancia manteníamos una secreta complicidad, que hizo que yo me convirtiera en su prima favorita. Pese a la diferencia de edad que hacía que nuestras vidas, diversiones e intereses giraran en mundos totalmente diferente, era el niñito de mis ojos, y debo confesar que aunque ya era un jovencito, no había perdido esa forma dulce de ser conmigo, por lo que el resto de la familia bromeaba diciendo que era su manera de retribuir los regalos que yo le hacía, lo cual…
Continue Reading
Infidelidad

Relato erótico: “Mi nueva vida 6” (POR SOLITARIO)

Sábado 4 de mayo Me despiertan los movimientos de Mila. Está amaneciendo. La claridad se cuela por los ventanales. El cielo de color azul oscuro, limpio y diáfano augura un buen día. Marga se ha desplazado al otro lado y están besándose y acariciándose. Las observo. Me gusta verlas, encendidas, los ojos brillantes, los carnosos labios hinchados y rojos por los continuos roces, las lenguas lamiendo sin descanso, la boca, las mejillas. Se mordisquean el cuello y las orejas. Runrunean como dos gatas. Mila me da la espalda, acaricio su hombro desnudo. Se gira, me mira y me acaricia la cara con su mano. Sus dedos huelen a sexo, a coño, reconozco el aroma, es suyo, se ha estado pajeando. Seguramente Marga se ha dado cuenta y quiere calmar su excitación. Decido ayudar. Paso mi mano derecha bajo su brazo hasta llegar al pecho. Pellizco suavemente el pezón y oigo…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Casanova (07: Mi prima Marta 2)” (POR TALIBOS)

  CASANOVA: (7ª parte) MI PRIMA MARTA (2) Por favor, que sea ya domingo. Ese fue mi primer pensamiento al despertar por la mañana en mi dormitorio. Durante la noche, había soñado con los acontecimientos de la tarde anterior, por lo que me desperté con una erección de campeonato. Para mi desgracia, todavía era jueves, faltaban todavía tres días para la fecha fijada por Marta, y yo no sabía si podría aguantar tanto sin sexo. De todas formas, esa primera mañana estaba dispuesto al menos a intentarlo, pero, lo cierto es que no lo conseguí. Así pues, decidido a no follar hasta el domingo para ir en plena forma a mi cita con Marta, tenía que mantener la mente entretenida en otras cosas que no fueran las mujeres, que últimamente ocupaban hasta el más escondido rincón de mis pensamientos. Por ello fue que aquel día procuré mantenerme continuamente ocupado. Primero…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Descubriendo a Lucía (1)” (POR ALFASCORPII)

1 Aquella lluviosa noche de principios de verano, volvía de un duro viaje de trabajo en el que las negociaciones con el cliente no habían sido todo lo productivas que se esperaba, pues mi jefa (aunque no era mi jefa directa, pues estaba cuatro peldaños por encima de mí en el organigrama de la empresa), mi divina y diabólica jefa, las había “saboteado” poniendo trabas a muchos puntos propuestos por el cliente y, que, en mi opinión, se podrían haber solventado con beneficios para los intereses de nuestro cliente y los de nuestra propia empresa. Pero la postura de mi jefa, Lucía, había sido inflexible, dura y soberbia. Así era ella, de ahí el calificativo de diabólica, por ser una mujer incapaz de ponerse en la piel de los demás, incapaz de sentir empatía con nadie, autosuficiente y estirada que daba órdenes sin tener en cuenta la opinión de nadie,…
Continue Reading
control mental

Relato erótico: “Alias: La invasión de las zapatillas rojas 2 ” (POR SIGMA)

ALIAS: LA INVASIÓN DE LAS ZAPATILLAS ROJAS 2. Un consejo: es conveniente, aunque no forzoso leer Cazatesoros: Sydney y las zapatillas rojas y Expedientes X: el regreso de las zapatillas rojas, antes de leer esta historia. Por Sigma Como en días anteriores Sydney despertó sintiéndose maravillosamente relajada, pero al ver donde estaba volvió a tensarse. Lo único que llevaba puesto era un corto camisón de seda negro y por supuesto unas medias con liguero a juego. - ¡Dios, esto es ridículo! ¿Quién puede dormir con esta prenda? Tenía las manos esposadas a la espalda y fijadas a su cinto de metal por medio de un coqueto hueco en forma de corazón en la espalda baja del camisón. Sin embargo notó algo importante: por primera vez en días sus pies estaban descalzos. - Al menos de momento estoy libre del poder de esas condenadas zapatillas. Tengo que aprovechar esta oportunidad -pensó. También vio que le…
Continue Reading
control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red III” (POR XELLA)

Un nuevo día llegaba para Amanda y con él le venían los recuerdos del día anterior. Nada más llegar a casa después de la aventura con Susana, lo primero que hizo fue darse un baño y, entre la espuma, volvió a masturbarse pensando en su secretaria taladrándola el culo con el falo de plástico. Al salir del baño, encendió el ordenador y, después de ojear la página de contactos, comenzó a buscar porno, de la misma manera que había estado todo el día en la oficina. Se había metído a la cama con el portatil y había pasado la noche pegada a sus nuevos vibradores. Casi no había dormido, pero se encontraba mejor que nunca, se sentí no sabía explicarlo pero era (...una buena ) una sensación agradable. Durante la semana, se volvió a repetir lo del día anterior. Amanda acudía con las bolas chinas puestas y cada día se…
Continue Reading
Infidelidad

Relato erótico: “Maquinas de placer 01” (POR MARTINA LEMMI)

Al principio Jack Reed avanzó sigilosamente por entre la floresta.  Aun a pesar de moverse por entre un mundo paradisíaco, no podía evitar sentir una cierta inquietud cada vez que volvía a transitar por el mismo.  Por mucho que quisiera hacerlo, costaba asimilar la idea de andar por un mundo en el cual no había otro hombre más que él.  Apartó las hiedras y lianas que caían a su paso, casi siempre jalonadas por grandes coronas de flores que, en tonos blancos, amarillos o anaranjados, pendían desde lo alto cual si se tratase de una lluvia que caía desde un verde vegetal tan infinito como indefinible.  Dio unos pocos pasos hacia adelante y, de pronto, la vegetación se abrió.  Un maravilloso estanque que parecía salido de algún cuento apareció ante él; aquí y allá, nenúfares y camalotes poblaban el acuático ámbito coronados con campánulas de color violeta, en tanto que…
Continue Reading
Sadomaso

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 10. Siguiendo el rastro.” (POR ALEX BLAME)

TERCERA PARTE: LOCURA Capítulo 10: Siguiendo el rastro "Querido Hércules, lo siento muchísimo, pero debo irme. Te amo con todo mi corazón, pero precisamente por eso debo alejarme de ti. Solo soy una vulgar prostituta que vende su cuerpo por unas monedas. Ahora que soy libre voy a presentarme en la embajada de Nigeria para pedir que me ayuden en la repatriación. Quiero volver a mi pueblo, quiero volver a Onuebu con mi familia. Espero que encuentres a alguien que te merezca y que seas muy feliz. Te quiero y siempre te querré. Akanke. Había dormido toda la noche, su sueño fue profundo y vacio, tan vacio como se sentía en ese momento. Releyó una vez más la nota haciendo que el dolor le traspasase. Ni siquiera sabía si era suya. No conocía su letra así que podía haberla escrito cualquiera. De todas maneras había algo en el tono de…
Continue Reading
lésbico

Relato erótico: “Burke investigations 05” (POR JANIS)

  El caso del perro violador. Capítulo 5.  Nota de la autora: Gracias por vuestros comentarios y opiniones. Pueden escribir, si lo desean, a mi Elsa despertó al alba, como si tuviera un cronómetro en el cerebro. Nunca le había hecho falta un despertador, por muy cansada que se acostara. Se levantó con cuidado, para no despertar a Belle, que dormía abierta y desnuda, ocupando casi toda la cama. Conectó la cafetera y se estirazó, antes de abrir su portátil. Tenía dos correos, seguramente enviados de madrugada. El primero era del Barón, el hacker chino. Al parecer había seguido el rastro de la Dekstron Inc., que solo era un grupo inversor de simple fachada, controlado y creado, a su vez, por otra corporación más poderosa, Nadox. Lo curioso es que esta gran compañía farmacéutica era propiedad de la familia Warner. Elsa se quedó pensativa. ¿Otra coincidencia? Lana Warner volvía a…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “El anito de Anita (03)” (POR ADRIANRELOAD)

Por la tarde mi madre se llevó a mi prima de compras, supuse que de ropa interior, después de lo que le había hecho a la que traía puesta esa mañana, de seguro necesitaría más. Esa noche me fui a dormir sintiendo un cargo de conciencia y algo de remordimiento por lo pero me justifique pensando que mi prima, inocente, inocente no era. Además era mejor que haya sido yo el que la desflore, antes que alguno de mis amigotes del barrio o de y antes que una zanahoria. - Bueno, ya paso, ya lo ¿y si se repite?, bueno ya se verá... lo importante es que no te me decía a mí mismo. Y dándole vueltas a estos pensamientos finalmente me quede dormido. A la mañana siguiente desperté, sintiendo una floreciente erección, algo aturdido sin saber que la había causado, pues no recordaba haber tenido sueño erótico alguno, mire…
Continue Reading
autor-central

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES