Author Archives: Golfo

filial

Relato erótico: “Mi nuera me preguntó si podía hacerme una mamada “. (POR GOLFO)

  Con cuarenta y nueve inviernos creía que mi vida ya no tenía sentido. Y cuando digo inviernos y no primaveras se debe a que después de tantos años trabajando con único propósito de crear un patrimonio con el que pasar mi vejez con mi mujer y tantos esfuerzos para criar a mi único hijo,  resulta que por un desgraciado accidente me vi solo. A raíz de ese suceso, estaba hundido. Cada mañana me resultaba un suplicio el tener que levantarme de la cama y enfrentar un nuevo día sin sentido. Con dinero en el banco, la casa pagada y un negocio que marchaba a las mil maravillas todo era insuficiente para mirar hacia adelante. Por mucho que mis amigos me trataban de animar diciendo que me quedaban al menos otros cuarenta años y que la vida me podía dar una nueva oportunidad, no les creía. Para mí, el futuro…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “El leñador” (POR ALEX BLAME)

Me encanta el trabajo duro y al aire libre. El sol y el viento en la cara, la parsimonia con la que pasa el tiempo. Todo invita a la reflexión y a la paz interior.  Pero hoy tengo un trabajo físico y violento. El hacha esta afilado y mis músculos preparados para ello. Lo primero es encontrar una adecuada, esbelta, recta, no demasiado fina para que pueda resistir la humedad, el calor, el frío y el viento. Recorro el bosque y lo inspecciono con detenimiento. El viento, suave y cálido susurra entre las hojas y envuelve mi torso secando mi sudor. Agarro con fuerza el hacha. Odio las motosierras, son ruidosas, apestosas, se calan, te llenan la ropa de serrín y son peligrosas. La única sangre que quiero que corra es la de la esbelta acacia que he elegido. Tengo la herramienta preparada, todos mis músculos se tensan anticipándose a…
Continue Reading

Relato erótico: “La nena del 69” (POR ESTHELA)

La nena del 69   Hola mi nombre es Esthela, soy una chica de 21 años que estudia la universidad. Soy delgada de piel clara, ojos cafés y tengo el cabello rizado de color café. No soy para nada despampanante, mido 156cm y no tengo muchas pompis; a pesar de ello tengo unos pechitos que si bien no son muy grandes son redondos y muy sexis. Este año empezare otro semestre mas de mi carrera y necesito un lugar donde hospedarme. Originalmente no soy de esta ciudad, mi familia vive en otra y no puede acompañarme por lo que me toca vivir sola. A una semana de empezar las clases encontré un departamento que a pesar de ser un poco caro, cuenta con muchas comodidades como: refrigerador, estufa, aire acondicionado, dos cuartos y dos camas. A pesar de que pienso vivir sola uno de los cuartos pienso convertirlo en un…
Continue Reading
lésbico

Relato erótico: “Dulce perla joven para Eugenia” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Desde que su sobrina-nieta había salido oficialmente del armario, Eugenia era un alma poseída por fantasías, deseos y ardores. Su soltería era responsable de una juventud mal aprovechada, con las vistas puestas en su exitosa carrera como abogada. Ahora, a sus cincuenta y ocho años, una crisis personal se acercaba como una inevitable tormenta en alta mar. Siempre se preguntó si su falta de apetito sexual fue motivo de su no reconocida orientación sexual. Admiraba la valentía de la nieta de su hermano mayor. Con sus dieciocho años, Sandra no había perdido el tiempo; y tenía toda la vida por delante. Siempre supo que ella sacó su inteligencia, pues Sandra es una brillante estudiante que iba a estudiar derecho, como ella. Seguramente entre en su bufete, de la que ella solo es ahora la mandamás con la pasión por la profesión perdida, en cuanto acabe la carrera, y seguramente la…
Continue Reading
no consentido

Relato erótico “V de Venganza 2” (POR ROGER DAVID)

Odette no puso atención que el abogado del señor Pincheira era un negro alto y de labios carnosos, solamente y con extrema elegancia se subió al vehículo dispuesto por el banco para que la trasladaran hasta las dependencias en donde seguramente ella llegaría a un acuerdo comercial para salir de su difícil situación financiera. El vehículo se puso en marcha y tomo rumbo hacia la casa de don Herculano. V DE VENGANZA 2 El carro dispuesto por el banco se adentró en el camino que conducía hacia la región montañosa, para la mujer esto no era extraño, ya que desde hace un buen tiempo aquella zona era la favorita por algunos millonarios para asentar formidables casonas con fines recreativos o de negocios, seguro que era a una de estas a la cual se dirigían en estos momentos pensaba la confiada aristócrata de 37 años, quien viajaba sentada al lado del…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: “Entrenador de putas” (POR BUENBATO)

Hace algunos años intenté entrar a la facultad de medicina, pensaba ser medico pero el examen de admisión resultó ser más difícil de lo que esperaba; defraudado por mi mismo intente estudiar otra cosa y que mejor, si de la salud humana se trata, que la educación física, sé que es una gran diferencia la ciencia médica con los deportes pero resultó mucho más sencillo ingresar a la facultad de educación física además que iba a poder trabajar mientras siguiera estudiando, como practicante. Realmente todo iba bien pero me esperaba otra desilusión, a la hora de repartir las prácticas quería, al igual que la mayoría, ingresar como practicante de entrenador de futbol, cosa que por lo abarrotado que estaba no alcancé lugar. Finalmente no quedó otro espacio más que entrenador de volibol en una universidad privada de dudosa calidad pero muy conocida por ser accesible y ser una opción para…
Continue Reading
Infidelidad

Relato erótico: “LA FÁBRICA (7)” (POR MARTINA LEMMI)

  Mi más que obvia presunción quedó pronto confirmada.  Sentí el contacto de su húmedo miembro contra mi sexo y cómo el desgraciado lo hacía jugar un poco sobre mi entrada pero aún sin introducirlo.  A pesar de que me resistía a hacerlo, tal situación me hizo excitar y soltar una bocanada de aliento.  Él se dio cuenta y rio: había logrado su objetivo.  A continuación, me entró sin más trámite y esta vez lo que me arrancó fue un profundo grito que no logré contener.  Teniéndome entonces a cuatro patas, Inchausti inició su bombeo sin piedad alguna y sin darme respiro; sorprendente a su edad.   A cada una de sus embestidas, brotaba de mi boca un jadeo y hasta, a veces, un grito; era como si en ese momento no tuviese completo control de mí misma.  Él también jadeaba: “Aaah, así, Soledad, así… aaah, mmmm, sienta la verga dentro…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Mi madre y el negro IV: Caída” (POR XELLA)

La chica no podía ni mirar a su madre a la cara, pasaba los días evitándola. El pensamiento de que habían compartido al mismo hombre la hacía sentir como una zorra, ¿Deberia hablar con ella? No, eso No sabría ni como decírselo, además, no estaba segura de lo que sentí ¿Estaba enfadada consigo misma? ¿Con su madre? ¿Con Frank? ¿Celosa? Lo que si se convirtió en rutina fue la compañía nocturna de Manolo. Cada noche se masturbaba con el vibrador hasta saciarse, a veces incluso se había quedado dormida con el en la mano. Los días siguientes en la universidad estaba como ausente. Los profesores la llamaban la atención en clase, llegaba tarde y no cogía apuntes. Tampoco había borrado las fotos. Sabía que no debían estar ahí, sobre todo la de su madre, que si alguien le cogía el mó Había recibido varias llamadas de Gonzalo, pero no se…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Descubriendo a Lucía (9)” (POR ALFASCORPII)

9 Me senté sobre la cama y acomodé mi melena echándola hacia atrás, pasándome por ella los dedos mientras mis tres mosqueteros me observaban expectantes. Me sentía profundamente bien, relajada, completa y satisfecha, aunque me moría de sed por tanto gemido y jadeo. - ¿Quién me prepara una copa? – les dije. Me habéis dejado seca. Luis se ofreció al instante, y salió hacia la cocina para coger hielos y preparar un combinado con la bebida que había quedado en el salón. - Ufff – suspiré-, y lo que daría por poder fumarme ahora un cigarrillo… - Alicia siempre tiene una reserva en su mesilla de noche- contestó inmediatamente Pedro mientras abría el cajón para sacar un paquete de tabaco, un mechero y un cenicero. Me ofreció un cigarrillo rubio, y cortésmente me dio fuego. La calada del cálido y aromático humo me resultó de lo más satisfactoria y relajante…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Descubrí a la ingenua de mi tía viendo una película porno”. (POR GOLFO)

La historia que os voy a contar me ocurrió hace algunos años, cuando estaba estudiando en la universidad. Con casi veintidós años  y una más que decente carrera, mis viejos no podían ningún impedimento a que durante las vacaciones de verano, me fuera solo a la casa que teníamos en Laredo. Acostumbraba  al terminar los exámenes a irme allí solo y durante más de un mes, pegarme una vida de sultán a base de copas y playa. Por eso cuando una semana antes de salir rumbo a ese paraíso mi madre me informó que tendría que compartir el chalet con mi tía, me disgustó. Aunque mi relación con la hermana pequeña de mi madre era buena, aun así me jodió porque con Elena allí no podría comportarme como siempre. «Se ha acabado andar desnudo y llevarme a zorritas a la cama», pensé, « y para colmo tendré que cargar con…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “MI DON: Raquel -Elisabeth Corroborando la teoria (2)” (POR SAULILLO77)

Hola, este es mi 2º relato y como tal pido disculpas anticipadas por todos lo errores hechos son mezcla de realidad y ficcion, no voy a mentir diciendo que esto es 100% primero es contar mi historia, intentare ser lo mas breve posible. Mi nombre es Raul, tengo 25 años y lo ocurrido empezó en mis ultimos años de Instituto, 18 años, considero mi infancia como algo normal en cualquier crió, familia normal con padre, chapado a la antigua y alma bohemia, madre devota y alegre , hermana mayor , mandona pero de buen corazon, todos de buen comer y algo pasados de peso, sin cosas raras, vivo a las afueras de madrid actualmente, aunque crecí en la gran ciudad. Mi infancia fue l normal, con las connotaciones que eso lleva, sabemos de sobra lo crueles que son los críos y mientras unos son los gafotas, otros los empollones, las…
Continue Reading
maduros

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 19. Joanna.” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 19: Joanna. —Hola, ¿Cómo te sientes? —preguntó Afrodita mientras se sentaba a desayunar a su lado. —La verdad es que no muy orgulloso. He mentido y traicionado la confianza de una mujer. Espero que haya valido la pena y los papeles fuesen realmente los que buscabais. —respondió Hércules contemplando el cuerpo de la mujer enfundado en una bata de satén gris perla. —En realidad era más de lo que pensábamos y no te preocupes por Francesca, ha obtenido un buen trato a cambio de contar todo lo que sabe, que no es poco. —Me alegro, no me gustaría que se pudriese en la cárcel. Espero que le vaya bien. A pesar de que no era mi tipo, ya sabes a que me refiero, no quiero que sufra y deseo que sea feliz. —Hablando de felicidad y de parejas disfuncionales, —dijo la mujer untando una tostada— tengo una nueva misión…
Continue Reading
no consentido

Relato erótico: “Una amarga y repugnante tortura” (POR PERVERSO)

UNA AMARGA Y REPUGNANTE TORTURA   Antes de continuar pido una disculpa por la tardanza, también permítanme agradecerles por las más de 25 000 lecturas que la primera parte alcanzó en su primer mes, sé que no es la gran cosa pero son muchas más de las que yo esperaba, también a todos los que comentaron y valoraron el relato, independientemente la valoración y el comentario que fuese, aquí les traigo la segunda parte, como dije, es un poco más cruda y asquerosa, de una vez advierto. Considero que este relato queda más en la categoría de No Consentido que la de Sexo con Maduros SEGUNDA PARTE Mar y el viejo salían del improvisado estacionamiento del cine, durante el transcurso del viaje Mar intentó inútilmente escapar del viejo, para esto se desesperaba tratando de abrir la puerta del copiloto pero esta no cedía, el viejo riéndose de sus fallidos intentos y…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: “EL LEGADO (13): Ama Katrina.” (POR JANIS)

Ama Katrina. Noto como algunos tíos se interesan por mí, en el gimnasio. Puede que atraiga a alguno, pero no todos van a ser gays, ¿no? Así que algo no va bien. Todos están muy cachas y un par de ellos, muy bien definidos, como para competir. Al final descubro el por qué de tantas miraditas. Me he pasado de kilos en las pesas. Estoy levantando sesenta kilos con demasiada alegría. Debo cuidar los detalles, pero me he despistado, pensando en mis cosillas. Tengo mucho en el tarro. Dejo el banco de pesas y empiezo a tirar de hombros y omoplatos en otra máquina. Poco a poco, se olvidan de mí, pero el entrenador me tiene fichado. He cometido demasiados fallos. Por otra parte, mi cuerpo se va endureciendo perfectamente, sin demasiada rapidez, casi de forma normal. Lo único es que no tengo que tirar de dietas especiales, ni esteroides,…
Continue Reading
autor-central

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies