portada narco2*Me he propuesto que este sea mi 1º relato sin fallos ortográficos, al menos grave o medio, salvo palabras inventadas, nombres y el tema de las exclamaciones y mayúsculas, creo que no hay ninguna. Pero seguro que las hay.

Sin títuloYO: que no, no insistas……..- desesperado ya me senté en la cocina.-…..por que no, no quiero ni voy ha hacerlo…….- el teléfono móvil me pesaba una tonelada en la mano de tanto tiempo de llamada-….¿y a mi que mas me da?…….- bufé de desesperación dejando el móvil en la mesa y recostando mi cabeza sobe el-………..pero a ella le gusta y a mi no……….- Dani se partía el pecho de risa mientras terminaba de hacer la comida en la encimera……..- pues se lo preguntaré pero no se si ella tiene peso para pedirlo……vale pues en cuanto la veo se lo digo …………..adiós……………….si………….hasta luego………..va, un beso………….va……..adiós mama. – por fin colgué.

Solté un suspiro que Dani reconoció como exasperación, se acercó a dejarme un plato de ensalada, riéndose aun.

-DANI: ¿otra vez madre?

-YO: si……….gracias por la comida.- descubrí en esos días que Dani tenia buena mano con la cocina, y aunque no la tuviera mi educación no me permitía que me hiciera la comida y me la sirviera sin agradecérselo, pese a se runa empleada.

-DANI: ¿otra vez querer que tu salir TV?

-YO: si, desde que me vio va por el barrio como la madre de un premio Nobel, presumiendo ante las amigas.

-DANI: ¿y ahora que querer?

-YO: pues le ha dado por decirme que le pida a Eli que sea uno de sus monitores y salga en antena con ella a diario.

-DANI: jajajaa ¿y tu no gusta?

-YO: pufff paso, Eli me ha dicho que cobran muy mal por el programa y es mucho lío, prefiero apartarme de las cámaras lo mas posible por ahora.

-DANI: ¿y que querer que tu preguntar?

-YO: que le pidiera entradas para acudir como publico al matinal de las mañanas, ¡yo que se!, esta como una cabra.- Dani me rascó la cabeza con cariño.

Apenas había pasado una semana desde que volví en mi, desde que la enfermera me sacó de mi apatía y Eli me vació lo suficiente como para poder controlarme, y desde ese día a las 10:45 tenia a Eli llamando a la puerta de casa, venia cada día después de su clase en antena y como le pillaba camino al gim, subía a ducharse mejor allí que en el camerino, obviamente follábamos un par de veces en cada visita, estrenamos la piscina y cada dormitorio, Dani se sonrojó las primeras veces que nos vio desnudos o follando por la casa, o al bajar a beber algo y ver su cara consternada por oír gritar a Eli, la 1º vez acudió en su auxilio con una bolsa de hielo, me reí tanto que me dio hipo. Después de unas cuantas veces Dani comprendió lo que pasaba y su papel en esa casa, quería un ancla, alguien que me recordara por que estaba en esa casa, pero sin perderme, una persona de confianza, y Dani encajó a la perfección, era buena, amable, sonriente y algo inocente para haber sido puta tanto tiempo, pero me gustaba su presencia, y en tan poco tiempo la cogí cierto afecto.

-DANI: yo marchar ya.- recogía sus cosas, después de hacer la comida se marchaba.

-YO: muchas gracias por todo.

-DANI: no querer molestar, yo no ver a señorita Eli hoy…….¿pasar algo?

-YO: si, resulta que le ha venido el periodo, y no anda con muchos ánimos para hacerme una visita.

-DANI: si tu triste yo follar- me reía ante sus ofrecimientos, los soltaba como si ofreciera caramelos.

-YO: no, gracias preciosa, tengo planes para no terminar el día solo, aun así, te lo agradezco, y el día que lo desees, ya sabes, no tienes mas que pedírmelo.- asintió con cariño.

-DANI: si- se acercó a darme un beso en la mejilla y se fue mientras comía, no quería tirarme a la Dani puta que se ofrecía sin mas, si no a la Dani persona, y del afecto que la estaba cogiendo no sabia ni si , dado el caso, seria capaz.

Tan cierto era que tenia planes como que no sabia con quien, Eli me tenia muy contento así que había aplazado unos días mis objetivos, dios mío como se movía aquella mujer, pero le llegó la regla, se puso algo arisca y justo en ese fin de semana se iría de viaje al norte del país a inaugurar otro centro de los suyos y hacer promociones por la zona, así que estaría mínimo 1 semana sin ella, y eso no podía pasar, llegó el momento en que tenia que elegir a mi 1º víctima. La idea de contestar alguno de los mensajes o numerosas llamadas de Mariluz, la presentadora MILF, me tentó pero se puso tan pesada que dejé de contestarla solo para hacerla rabiar y acrecentar su deseo, por lo que me dijo Eli tenia un marido periodista de prestigio en Alemania, pero casi no se veían y Mariluz se follaba a cualquier jovenzuelo que le entrara por el ojo, y yo era su nuevo juguete, pero yo no era un novato que se ponía nervioso ante una foto de sus tetas enviada al móvil, por contundentes que fueran, la dejaría rebanarse los sesos para tenerla loca de pasión. Así que imaginé quien seria la siguiente, en el trabajo Adriana y la jefa se pusieron muy contentas cuando les dije que corté con Ana, de hecho se quedaron una hora mas de su turno para estar hablando conmigo, inventé, o las dejé ver, algo de dolor en mi rostro, aun me escocía pero Ana era una herida cerrada. El hecho de acostarme con compañeras de trabajo me podía poner en una situación delicada, así que descarté la idea por el momento y siempre podría hacerlo en el trabajo. ¿Llamar a Lara?, follaba bien y ya nos conocíamos pero la verdad, me atraían cosas nuevas y tenia planes para ese piso de estudiantes.

Así que después de comer, y una buena siesta, salí a correr por el parque, retomé algunas rutinas de ejercicios leves para volver a estar al 100%, y había quedado a esas horas con algunas de las mujeres del parque, aquellas que me acosaban cuando estaba con Ana, se alegraron mucho de mi regreso y todas muy interesadas en saber de mi ruptura con Ana, solo se lo dije a una y al día siguiente había 10 mujeres mas preguntando, todas corrían y estaban esperándome para que las marcara el ritmo, sin saber mucho, o al menos algo mas que ellas, les hacia de monitor, aunque alguna sabia mas que yo y fingía lo contrario. Era de todo, desde una chica de 17 años hasta una adulta de 52 años, se formó como una especie de grupo de apoyo entre ellas donde yo era el único tío, algunas se cansaban de esperar y se iban a buscar a otro de los tíos buenos del parque, las mas guapas y exuberantes en su mayoría, pero parecían mas aves en busca de presa que interesadas en el entrenamiento, eso si, tenia 8 o 9 fieles, entre ellas 2 muy apetecibles, 3 en realidad, la chica de 17 años tenia un polvazo, pero era menor y hasta su mayoría de edad no pensaba tocarla.

Estaban Lucia, Lucy, una mujer de 33 años, madura y con 2 hijos de 6 y 4 años, pero que se mantenía a base de ejercicio y yoga, rubia con pelo corto, lo justo para hacerse una coleta, de ojos negros y con muy buenas tetas, tenia el culo plano pero una cintura de avispa que le alegraba las caderas, de 1,72 de altura y piel curtida, seria y muy fuerte mentalmente, imponía respeto.

Jennifer, Jeni, una mujer de 24 años, morena con larga melena, se hacia 2 coletas hasta que bromeé un día de eso, al día siguiente una sola coleta hasta tocarse la espalda, ojos marrones y guapa, físicamente era la mas atractiva de todas, bien proporcionada, no destacaba en nada exageradamente, tetas normales y trasero respingón, con las curvas justas, una chica normal pero hermosa y atractiva, 1,67 de altura y con un lunar en la mejilla muy coqueto y un tatuaje en la zona del omóplato del yin y el yang, era la mas divertida y con la que mas conexión tenia, quizá de la edad tan cercana a la mía, y el día que faltaba la echaba de menos.

Lola, la menor, que en realidad se llamaba Casandra, pero todas la llamaban lolita por su aspecto y su forma de ser, tanto que al final se quedó en Lola, era una muñequilla preciosa, rubia, pelo largísimo hasta la cintura, iba sin coleta, solo al correr se hacia un moño de forma graciosa, con una cinta de pelo y un bolígrafo, de ojos azules y un cuerpo diminuto pero repleto de curvas que se desarrollaban, senos bien formados, enseñando gran parte del ombligo, con un piercing en el, y la espalda al aire, con los leggins bien bajos en la cintura y el culo prieto y firme que su edad le concedía, si pasaba del 1,60 era de milagro, con los pómulos llenos de pecas, una cabra loca en su forma de comportarse y actuar, una de esas crías que son buena gente pero que parece que no tenían padres que la educaran, hablaba de forma barriobajera, mascaba chicle sin parar, no se, cosas como meterse la mano en el culo para sacarse el hilo del tanga mientras decía abiertamente que la picaba el culo, poco refinada por así decirlo, se comportaba como una adolescente rebelde, Lucy y las demás la tenían tiesa como una vela, al ser la mas joven todas hacian de madre, parecía que la estaban educando ellas con continuos rapapolvos, habían conseguido que dejara de montar lios, ya que a la mínima se ponía hecha una furia, y que mostrara respeto y algo de educación.

Tenia mas que claro cuando me dirigía al parque que esa tarde Lucy o Jeni vendrían conmigo a casa, Lola se me había insinuado ya varias veces de forma obvia y grosera, como colegial que era, le había rechazado de pleno pero al volver la dije que me enseñara el DNI para saber su fecha de cumpleaños, sonrío encantada al ver como me puse una alarma en el calendario del móvil, no era en mucho tiempo. En cambio Lucy, como mucho, intentó la treta de lesionarse para ir en mis brazos, no se atrevía a más, Jeni no parecía interesada en tener sexo, sino más bien compañía al correr, pero un día me dio su móvil en un papelito repleto de corazones.

Iba maquinando cuando llegué al parque, el grupo de mujeres estaba en la entrada de siempre, estirando o charlando, la mujer de 52 años me había visto en la TV como mi madre, y estaba loca de felicidad, me hice fotos con ella para calmarla, saludé a todas y como monitor que me habían erigido, fui haciendo unos ejercicios de estiramiento delante de ellas que iban siguiendo mi cuerpo con los ojos, sus miradas eran ya de confianza pero no sutiles, desde que volví a mis rutinas me dio igual ir marcando polla en el pantalón sin nada debajo, o músculos con camisetas muy ceñidas, mi eterna barba de 3 días y mi espeso cabello negro, corto pero lo justo para poder agarrarlo, y mis profundos ojos marrón oscuros con una caída ensayada, eran mis armas, y ellas encantadas, mas aun cuando hacían los ejercicios mal y las metía mano para corregirlas, algunas lo hacían mal adrede y otras por que sus físicos no daban mas de si, pero yo jugaba con todas, a Jeni casi nunca la corregía, estaba convencido de que sabia mas que yo, era monitora o algo, pero alguna era todo lo contrario, se equivocaban mucho, demasiado para ser provocado, eran personas torpes, pero se iban haciendo con todos los ejercicios. Cuando por fin estiramos comenzamos la marcha, un trote simple, a ritmo bajo, dar vueltas en grupo y así apoyarnos unos a otros y esas cosas, íbamos aumentando el ritmo cada vuelta hasta que a partir de la 4º o 5º llegaban los abandonos, no se forzaba a nadie, quien no podía mas se hacia a un lado, para la sorpresa de todos, la señora de 52 años aguantaba mas que muchas jóvenes, 2 de 40 eran las primeras, luego una de 35, y allí si, la buena señora de 52 años cedía, pero mantenía un pique con Lola, la “benjamina”, que acababa de empezar en esto, aun sin fondo físico, pero hasta que no la veía pararse a la cincuentona, no paraba. Al final quedábamos los 3 de siempre, Jeni, Lucy y yo, a Lucy correr se le daba bien, llevaba mucho tiempo haciéndolo, desde que tuvo a su 1º hijo, para conservar la figura, y a fe que lo lograba, aun así iba con la lengua fuera cuando Jeni y yo apretábamos el paso, pero esta vez decidí ir mas despacio para poder hablar con las 2.

Si bien tenia el cajón lleno de aspirantes, no seria tan fácil como llamar y abrirlas de piernas, ni seria, ni me gustaría que lo fuese, tenia ganas de cazar, y mi encontronazo con Mariluz, la presentadora MILF, me recordó lo excitante que es el cortejo, aunque me hubieran puesto delante a Jessica Biel, si se hubiera abierto de piernas a la 1º no me interesaba, ya me cuidaba yo de ir a por las que ofrecían un reto, y ahora estaba rodeado de 2, tenia que tener cuidado de no estropearlo, y comencé el casting sin que ellas lo supieron, hablando con ellas entre jadeos y respiraciones por estar corriendo.

-YO: ¿como vamos?

-JENI: bien.

-LUCY: muy bien, a esas alturas otros días estoy fuera.- normal, estaba ralentizando la marcha por ti, te necesitaba allí, te quería allí.

-.YO: bien, me alegro, por que yo estoy con la lengua fuera – en parte falso, podía seguir, pero en parte cierto, aun no estaba en forma y ya íbamos por 40 minutos corriendo.

-JENI: ¿en serio? Ya te dije que no forzaras tanto después de parar.- por esas cosas intuía sus conocimientos.

-YO: me da igual, si me ganan 2 mujeres tan guapas se va a reír de mí el resto del parque.

-JENI: ¿que pasa, que por ser monas no podemos ganarte?

-LUCY: eso, te vamos a dar una paliza.

Ambas aumentaron el ritmo, predecibles como siempre, ahora solo tenia que hacer mi papel, aguanté un rato su ritmo, pero cuidadosamente fui dándolas metros, las oía reír y vitorear, mas cuando pasamos al lado del grupo de las que ya se habían rendido y las animaban, allí hice mi jugada, al ser alto tenia mas zancada y apretando el paso las alcancé, no sin bastante esfuerzo, y las sobrepasé como un avión, me costó mas de lo esperado, pero estaba donde quería, delante de ellas, con sus ojos clavados en mi, lejos del resto ya, entones cada ciertos pasos fui dando uno torpe, claramente, fui aminorando la marcha y antes de que me alcanzaran me apoyé en un árbol agachado y sujetándome la cabeza. De inmediato se pararon a mi lado, Jeni me sentó en el suelo y Lucy me puso la mano en la frente, como madre que era.

-JENI: ¿estas bien?

-LUCY: tienes la frente ardiendo.- no te jode, me he marcado un sprint de la hostia, a 30 grados.

-YO: si, si, solo se me ha ido la cabeza un segundo.

-JENI: ya te he dicho que no fuerces, pero eres un cabezón.

-LUCY: ¿no nos podías dejar ganar o que?, mira como estas.

-YO: no, tranquilas, estoy bien, pero por hoy se acabó, me rindo jajajaja- demostré algo más de control sobre mí.

-LUCY: eso no importa bobalicón, toma, bebe agua.- me dio de su botella colgada de la mochila donde tenia de todo, seria deportista pero era madre, tiritas, spray muscular, pañuelos, agua……

-YO: gracias preciosa.- le di un trago corto.- puffff me voy a casa me encuentro algo mareado.- hice ademan de levantarme para volver a sentarme de golpe.- ufffffffffff,

-JENI: así no te puedes ir, no solo.- contuve mi sonrisa.

-LUCY: es verdad, yo te acompañaría a casa pero tengo que ir a por los niños al colegio.- miró a Jeni.

-JENI: deja, ya le acompaño yo a casa.- BINGO, ya tenía ganadora.

-YO: no por dios, tendrás cosas que hacer, no te molestes, ya voy solo.- me puse en pie con cierta dificultad apoyado en ellas.

-JENI: no es nada, no tengo nada que hacer y vives cerca, ¿no?- asentí.

-YO: si, pero………

-LUCY: ni pero ni pera, te acompaña y punto.- era madre, no había duda.

-YO: vaaaaale, de verdad como sois, si estoy bien.- di un par de saltos y me eché algo de agua en la cabeza para despejarme antes de devolverle la botella. El agua mojó mi camiseta que se pegó aun mas, pillé a Lucy mirando mi torso mordiéndose el labio, pensé ”lo siento, tienes críos, otros día será, sin saberlo me has servido a Jeni en bandeja.”.

-JENI: vale, tu vuelve con las otras y dilas que se acabó por hoy – me miró- ¿por donde es tu casa?

-YO: pues mira, casualmente es por esa 1º salida.- casualmente mis cojones, no me iba a arriesgar a hacerlo delante de otras o lejos de la salida a mi casa para que se ofreciera otra a llevarme.

Caminé apoyado en ella hasta la salida del parque, allí la solté un poco y me probé sabiendo perfectamente que estaba bien, insistí tenuemente otra vez en que se fuera, pero se negó alegando que Lucy le cortaría la cabeza habiéndome dejado ir solo, pero sus ojos contaban otra historia, me comía con ellos, la camiseta ceñida y mojada realzaba mi pecho o mi vientre, y mi polla rebotaba claramente bajo el pantalón. Charlamos un poco, guiando el tema, ya sabia que estaba soltera, o eso me lo dijo en cuanto regresé y se corrió la voz de que dejé a mi novia, andaba de forma lenta y pausada, apoyándome en papeleras o postes en cada semáforo, estabamos cerca de mi casa cuando se la indiqué, abrió los ojos como platos.

-JENI: ¿vives ahí?

-YO: claro ¿por que os extraña a todos?- no era la 1º que me lo decía.

-JENI: no lo se, no pareces un niño pijo.- se sonrojó al instante.- perdona no quería decir eso……

-YO: jajaja tranquila, si no me ofendes, no lo soy, solo tuve suerte y ahora vivo en el 10º, solo, ahora que Ana me dejó.- les había dicho que cortamos de mutuo acuerdo, pero a ella y Lucy, en privado, las quise diferenciar del resto y las dije que me dejó por otro, así me ganaba su confianza separándolas del resto haciéndolas sentir especiales y le sumaba el factor cotilla, querían saber como, por que y que motivos tendría para dejar a un chico tan guapo y bien dotado como yo, y sobretodo, como poder evitar hacerlo ellas El pajarillo herido también podía funcionar en este caso.

-JENI: pues ya casi hemos llegado, si hasta tienes botones en la puerta.

-YO: ya ves, Jorge un soso, solo saluda como un robot, veras, entra en el portal conmigo.- sonreí cogiéndola de la mano.

-BOTONES: buenas tardes, Don Raúl- agachó la cabeza, mientras abría la puerta.

-YO: buenas tardes Jorge, ya te he dicho mil veces que no me llames así, ese es el futbolista, yo Raúl, a secas.

-BOTONES: lo siento señor, es la costumbre.- sonrió con algo de falsedad.

-YO: mira, te presento a Jenifer, una amiga del parque en que salgo a correr.

-JENI: ho…..hola- estiró la mano, el botones se la cogió he hizo una suave reverencia.

-BOTONES: bienvenida al edificio, mi señora.

Entramos tronchándonos de risa, ella por el botones, pero yo por que ya la tenía dentro del edificio, en concreto delante del ascensor.

-YO: ¿lo ves?, pues así todos los putos días, si salgo a las 12:57 de casa “buenos días” y cuando vuelvo a las 13:05 “buenas tardes” y a partir de las 19:00, “buenas noches”.- la imitación de la voz solo la hizo sonreír mas.

-JENI: por dios, pobre hombre, si parece que le hayan metido un palo de escoba por el culo jajajajajaja- reí con ella, lo suficiente para que llegara el ascensor.

-YO: jajaja anda pasa- la indiqué el interior del ascensor, su sonrisa se calmó y vi dudas – no vas a volver a salir según entras, ¿que va a pensar el botones?- asintió y entró serenándose.- anda dale al 10º piso.- se giró hacia el panel buscándolo sin encontrarlo, normal, no estaba.

-JENI: no……no lo encuentro jajaa- me pegué a su trasero pasándole un brazo por el hombro.

-YO: ah coño, siempre se me olvida, pasa del 9º al ático- pulsé el botón del ático, se giró sorprendida.

-JENI: ¿vives arriba del todo?

-YO: eso quiere decir ático.- respondí restándole importancia, pero la tenia con la boca abierta incluso antes de ver el piso.- dios que ganas tengo de darme un chapuzón……….

-JENI: ¿¡¡¡¡ Tienes jacuzzi!!!?- reí dando unos segundos de tensión.

-YO: si………. – estaba el de la habitación grande con baño de hidro masaje -……….. pero prefiero la piscina……………- si fueran dibujos animados hubiera oído su mandíbula chocar contra el suelo.

-JENI: no es…..no es buena idea, que te metas en una piscina ahora.

-YO: ¿y eso?

-JENI: ¿y si te da otro mareo dentro?- joder, se me había pasado eso, es difícil recordar tantas cosas cuando manipulas, pero visto de otro modo, ahora tenia un motivo para hacerla entrar en casa.

-YO: pues yo me lo voy a dar igual, si quieres pasa y me hechas un ojo.

-JENI: ya claro, y yo y mis 59 kilos te van a sacar del agua a ti jajajajaja- su gesto con las manos media el ancho de mis espaldas.

-YO: tú misma, si pasado mañana aparezco en las necrológicas, ahogado en la piscina, te las tendrás que ver con Lucy………- joder, para improvisarlo me había salido genial.

-JENI: vale………- aceptó a regañadientes de mentira, tenia unas ganas locas de ver el piso por dentro.

Al llegar arriba, (ese ascensor tardaba un mundo en subir y bajar), paso delante mía, pude notar las marcas se sudor en sus pantalones deportivos y la chaqueta que tenia puesta por encima de un top deportivo con el ligero escote empapado en su transpiración. Quedó parada ante la enorme puerta blanca, y le abrí como si fuera un sueño, la luz la entrecerró los ojos, para cuando se acostumbró al sol ya estaba dentó con la puerta cerrada.

-YO: anda pasa, es tu casa.- fingía no mostrarla atención mientras dejaba las cosas en el mueble de la entrada y me descalzaba.

Estaba perpleja, admirando el amplio salón, andaba lentamente, como con miedo a romper algo, la ofrecí algo de beber que aceptó ensimismada, “agua……..agua fría, por favor” susurró, se la traje, bebimos un trago largo ambos y la mostré la gran puerta corredera de cristal, menos mal que Dani le había dado un repaso por que si no las enormes tetas de Alba, la enfermera, seguirían allí marcadas, el reflejo del sol aun era fuerte, el agua brillaba con fulgor. Abrí la puerta y fui corriendo a saltar a la piscina, oyendo su voz riéndose de fondo, al salir estaba en el borde mirándome cruzada de brazos, sonriendo.

-YO: dios, que gustazo.- nadaba en círculos.

-JENI: que bestia, ni siquiera llevas bañador.

-YO: ni que fuera una piscina publica.- me acerqué a ella salpicando algo de agua, eso es inevitable cuando uno esta en el agua y otro esta en la orilla.

-JENI: jajaja para, que me vas a calar.

-YO: perdona, llevas algo encima que se pueda estropear, ¿el móvil o la cartera?- se palpó entera.

-JENI: no, lo dejé todo en la entrada, pero me vas a resfriar jajajaja.

-YO: perdona, anda ayúdame a salir- hice casi todo el esfuerzo para salir y extendí mi mano, agarró y cuando la apreté, entendió mi idea.

-JENI: ¡¡NO!!- gritó cuando ya estaba volando por los aires entre risas, se zambulló en el agua ante mi tirón, lo fuerte que tenia que ser para echarla al agua pero lo delicado para que cayera de pie sin peligro.

-YO: ¿que, esta buena el agua?

-JENI: jajaja que carbón, ¿y si no se nadar?

-YO: te hubiera tenido que rescatar y hacerte el boca a boca, una idea que me atrae.- sonrió sacándome la lengua y salpicándome agua.

-JENI: pues te jodes, por que si se.- se quitó las zapatillas de deporte encharcadas y me las tiró cerca de la cabeza sin peligro alguno, para sacarlas del agua, al igual que los calcetines o la chaqueta.

-YO: vale, perdona…….- sonó a disculpa falsa, lo que era, estaba jodidamente preciosa, más aun cuando se soltó la coleta del pelo y su cabello húmedo la caía por el rostro.

-JENI: no pasa nada, pero ahora tengo la ropa empapada.

-YO: ¿y que?

-JENI: que no me puedo ir de aquí con esta ropa ajustada empapada, que se me va a marcar todo el potorro, capullo.- se rió para darle el tono de broma que era.

-YO: va, pues quítatela y déjala al sol.

-JENI: ya y me quedo en pelotas delante tuya,………….y aun así, las zapatillas no se secan así – esa aclaración me dio la pista clave, si las zapatillas se secaran así, ¿estaba dispuesta a quedarse desnuda delante de mi?

-YO: tenemos una lavadora con secadora, pero no tengo ni puta idea de cómo funciona, eso lo sabe Dani, la sirvienta.- mentira, sabia perfectamente como funcionaba, me había ocupado de enterarme de todo antes de dar el palo a Eleonor.

-JENI: ¿tienes sirvienta?

-YO: bueno, no exactamente, es una mujer que viene por las mañanas y recoge mis estropicios, buena gente.

-JENI: pues ya me dirás que hacemos.

-YO: podemos probar a intentar poner la lavadora.

-JENI: y dale, no me voy a quedar desnuda delante tuya.

-YO: aunque sean solo las zapatillas, pero veo un absurdo poner la lavadora solo para eso, teniendo albornoces……….- su cara se volvió a iluminar.

-JENI: a bueno, puedo ponerme uno mientras se seca todo.- parecía ilusionada con la idea.

-YO: de puta madre, así tomamos un rato el sol tomándonos algo.

Salí del agua de un tirón quedando ante ella con el pantalón y la camiseta envasando al vacío mi cuerpo, estiré de la zona de la pelvis para hacer que disimulaba, ella ofreció su mano para salir del agua, la cogí y la ayudé a subir, cuando estaba arriba tiró de mi con fuerza para echarme al agua, casi lo logra, pero la diferencia de peso y mis piernas aguantaron, de hecho una vez bien plantado, tiré del ella sacándola del agua de un salto, quedó de pie a medio metro de mi, sonriendo y secándose la cara con las manos, chorreando agua los 2 por todos lados, si ella estaba comiéndome con los ojos, yo a ellas mas, el cuerpo femenino húmedo siempre me atontaba. Entré a por un albornoz mientras ellas se esforzaba por sacarse el agua de los recovecos de sus senos y entre pierna, escogí el mas corto que encontré, parecía uno de niña pequeña, seria de Yasmine, la hija de Eleonor, de antes de dar el estirón supuse, al salir con el, lo cogió y me miró.

-JENI: ¿donde quieres que me ponga esto?

-YO: yo que se, el que he encontrado, esta ese y el mío, pero no se si te dará grima…- giró la cabeza “si no hay mas remedio” se leyó en su rostro.

-JENI: te importa si……..- hizo un gesto claro con el dedo para que me diera la vuelta, accedí disculpándome, pero me conocía bien la casa, el reflejo en la puerta corredera era como un espejo.

Se quiso poner el albornoz normalmente pero era absurdo, le quedaba como una chaqueta larga y no cerraba del todo, de forma hábil, se puso el albornoz a modo de toalla, y con movimientos circenses se sacó el top, el pantalón y un tanga diminuto, no llevaba sujetador, no necesitaba para realzarlas pero el top hacia sus funciones, así que, mirando de reojo por si me daba la vuelta, ató las mangas del albornoz y se hizo una especie de vestido que le tapaba lo justo, desde la línea del escote hasta el comienzo de sus piernas, tiraba hacia abajo pero casi se le salían las tetas, aun así había visto a mujeres de fiesta con vestidos mas descocados. Así que con cierto estilo se agachó a coger las prendas, metió en tanga escondido entre lo pantalones y me avisó.

-JENI: ya esta.- sin darme la vuelta.

-YO: vaya, algún día las mujeres tendréis que enseñarnos a los tíos esos trucos.- miró extrañada sin entender nada hasta que se vio reflejada en el cristal y me vio mirándola directamente en el rebote.

-JENI: eres un mamón.- me sacudió en la espalda con una sonrisa dibujada.

-YO: y tu una acróbata rusa, que manera de desnudarse sin enseñar nada……….- abrió al boca con una indignación inexistente- …….una lastima……..- me volvió a sacudir y esta vez me pegó en el pecho con su ropa sucia.

-JENI: anda, vamos a ver como funciona esa lavadora.- la vi andar enseñando el inicio de su culo por debajo, con clase.

Fuimos hacia la cocina, yo sabia como funcionaba la lavadora, pero busqué el manual de intrusiones, estuve bromeando con ella mientras se esforzaba por agacharse a leer el cuadro de mandos sin que se le viera nada, fuimos dando botones al azar, leyéndola las instrucciones, fui indicándola con palabras mas certeras, de hecho solo había que darle a 2 botones pero di mil vueltas para que fuera ella la que “descubriera” como funcionaba, cuando estabamos listos echamos el jabón, metió su ropa y fue a darle al botón.

-YO: espera, agonías, ya puestos meto la mía también- tiré del cuello de mi camiseta pero entre lo ceñida que era, que así salía fatal y que estaba mojada, era difícil, si hubiera querido de un tirón la sacaba pero la dejé “ahogarme” pidiendo auxilio entre carcajadas.

Sentí sus dedos en mi piel cuando cogió de la parte de abajo y fue ayudando a que saliera, cuando la saqué de mi cabeza aun tenia sus dedos en mi pecho y me hacia una radiografía del torso mordiéndose el labio, “es mía”, sujeté del borde de mis pantalones.

-YO: esto…podrías- la hice su mismo gesto para que se diera la vuelta.

-JENI: ¿que pasa?, ahora te va a dar vergüenza que te vea en calzoncillos.- rió altiva.

-YO: me lo daría………. si los llevara.- se sonrojó dándose la vuelta, avergonzada.

-JENI: pero como sales a correr así………..con eso……..al aire.- me quité el pantalón y lo metí todo en la lavadora, cogí unas bermudas que había en un montón de ropa planchada la lado de la tabla, donde Dani solía dejarme las cosas y me los puse.

-YO: ya claro, y que me hagan rozaduras con el sudor, así voy mejor…- una pequeña pausa cogiéndome el rabo, exhibiendo, para colocarlo bien antes de meterlo dentro de la ropa -….ya esta, puedes mirar.- se giró con un gesto veloz y sensual, tanto ella como yo sabíamos que la puerta del armario de enfrente, negra y de cristal, le habían regalado mi reflejo desnudo, aunque ella no sabia que yo lo sabia.

-JENI: bien, pues en marcha.- con alegría pulsó el botón y se quedó mirando por si aquello funcionaba mal, mi ropa y la suya con sus zapatillas.

-YO: pues tu me dirás que quieres tomar…..- abrí la nevera, de inmediato ella se puso entre el frescor que salía y yo.

-JENI: a ver que tienes…….- removió un par de cosas, sacó el cajón de congelados y dio palmas de felicidad al ver una caja de helados de nata.- ¿puedo coger uno?- puso cara de cachorro.

-YO: lo que tu quieras, es tu casa.- me sonrió y se abrazó de mi cuello, sentí el frío del helado en la espalda, al separarse se recolocó el albornoz con cuidado mientras desprendía la envoltura y la tiraba a la basura.

Fui detrás de ella con un refresco de cola, intentaba quitarme ese vicio pero era el único que tenia, ese y el sexo salvaje, dudamos si sentarnos en las hamacas o en el césped, pensé que el césped seria mas adecuado por el sol que aun daba en esa zona, degustó el helado de nata con pasión, y yo disfrutaba al ver sus buenos lametones, imaginado lo que ya sabéis, reímos y charlamos, ella se aseguraba de forma constante que no se le viera nada, pero al cambiar de posición sus muslos evocaban la feminidad.

-YO: en la gloria estoy, tumbado en el césped boca arriba, tomando el sol, con un refresco en la mano y con una bella mujer a mi lado.- coño, si hasta rimaba.

-JENI: pufff vives como un rey, aunque……..

-YO: dime.

-JENI: te estoy poniendo perdido el albornoz con el césped y me voy a quemar jajaja, se que esta feo quejarme pero……

-YO: mira a ver en ese armario de la pared, a ver que encuentras.- dije con cierto desdén.

Con habilidad se puso en pie sin enseñar nada, sujetándose el escote, no evitó que se le viera medio culo desde mi posición al andar, al abrir el armario encontró crema solar, unas cuantas gafas de sol y unas toallas enorme colgadas junto a 2 albornoces de adulto.

-JENI: ¡que carbón!, mira lo que hay aquí.- miré confuso, al verlo me eché a reír, de verdad, no me acordaba de lo que había allí, eran cosas de la piscina, gafas de agua, cremas, manguitos, flotadores……etc.

-YO: hostias, jajajaja pues no lo sabia, perdona.

-JENI: ya, claro….- no me creyó, casi la única verdad, o no manipulación, que le había dicho y fue la que no se tragó, ironías.

-YO: pues trae la toalla y ponla debajo para no marcharse con el césped, y la crema y así no me quemo yo también.

-JENI: ¿puedo coger una de las gafas de sol?

-YO: todas tuyas- se giró mirándolas

-JENI: ¿cual cojo?, es que son todas de Armani y no quiero romper ninguna buena.

-YO: ¿de Armani?, ¿eso no hacen ropa?

-JENI: si tonto, pero también gafas, estas son de mujer todas, y de las caras, ¿cual cojo?

-YO: pues las que te de la gana…….. y quédatelas, yo no las necesito.

-JENI: ¿que dices? Si valen una pasta.

-YO: ¿y a mí que?, son de mujer, ¿me las voy a poner yo?

-JENI: no jajajaja pero no puedo……..

-YO: pues ya esta, la que mas te guste y te las quedas.- me tumbé de nuevo restándole importancia y zanjando el tema, un buen regalo ayudaría, Eleonor se fue y me había dejado un dineral en complementos y botellas de vino por lo visto, ¿que mas habría por la casa de valor?

Jeni escogió unas tardando unos minutos, mujeres, se puso unas y saltó hasta el césped, estiró la toalla y se tumbó encima poniendo poses preguntando como la quedaban las gafas, dándose crema en los brazos, los hombros y las piernas, no se si era consciente pero la miraba todo el tiempo, como se frotaba los gemelos y el pecho, hasta se remangó un poco el albornoz para dejar que el sol la diera calor, me asombró poco que no cogiera uno de los albornoces grandes del armario y se cambiara, si ya estaba cómoda y confiada ¿para que andar hacia atrás?. Yo hice lo propio y remangué las perneras de las bermudas hasta sacar mis poderosos muslos a la luz, oía como Jeni se estiraba en el suelo y ronroneaba disfrutando de aquello.

-JENI: dios, podría vivir así.

-YO: jajja tu y cualquiera.

-JENI: ¿y tu novia te dejó teniendo todo esto, y a ti?- la pregunta no me pilló por sorpresa, estaba esperando que ella diera el paso, no iba a alargar mas aquello.

-YO: algo así, supongo que tendría sus motivos.

-JENI: pues no se me ocurren cuales.

-YO: ni a mi, pero cuanto antes pasara mejor, así puedo volver a ser libre.

-JENI: ¿y no tienes a ninguna detrás de ti?- el tono era de amistad, pero quería información.

-YO: a unas cuantas, detrás, delante y donde se quieran poner mientras me las tiro …………- soltó una carcajada ante mi burrada-……………ayuda tener la vasectomía hecha, puedo llenarlas sin que haya problemas………… – eso por si aun no lo sabia.- …………….. por ahora estoy en una fase rara en que no busco nada serio……………- era arriesgarme a que se cerrara pero la dejé claro que yo no me iba a atar con nadie, ella incluida.

-JENI: ya imagino……- sin duda ahora pensaba en mi cuerpo y mi polla follándose a alguna, quizá a ella misma.

-YO: ando en una etapa algo confusa, así que no busco líos largos, solo sexo.

-JENI: como todos los tíos.

-YO: si, pero a diferencia de ellos, yo lo logro.- el silencio llenó la terraza, ella se dio la vuelta y se quedó boca abajo, apoyada sobre las palmas de las manos cruzadas, mirándome a través de las gafas de sol.

-JENI: un poco creído te lo tienes.

-YO: si, pero no mas que algunas con las que he estado, pero cuando es una mujer lo llaman auto confianza.

-JENI: dios, me estoy tostando la espalda.- desvió el tema con brusquedad, pero me alegré, había entrado en una vía muerta.

-YO: déjame que te eche crema.

-JENI: si, por favor.- me alcé para coger la crema y me arrastré hasta ella, la crema la reconocí, era la que Eleonor se metió en el coño la 1º vez que Ana me habló de incluirla en nuestros juegos, sonreí mientras me echaba en la mano un poco y la extendía por la parte alta de la espalda de Jeni.

-YO: te va a quedar horrible la marca del albornoz así.

-JENI: ya, y tu idea es que me lo quite ¿no?- esa mujer tenia tablas, y los escudos activados, planeé bajarlos de un ataque feroz.

-YO: mujer, ni que te fuera a violar.- me enfadé ante su desconfianza, era real, pretendía tirármela, pero me ponía de los nervios su coraza, me separé y me tumbé boca abajo, con rostro serio.

-JENI: perdona…….no quería molestarte.- sonó sincera, suspiré para jugar mis bazas.

-YO: no pasa nada Jeni, estoy muy raro desde lo de Ana.- calmé mi tono a medida que hablaba.- llevo 2 años sin entrarle a una chica que me gusta y estoy haciendo el ridículo.

-JENI: ¿te gusto?- sonrío mordiendo el anzuelo, sin saberlo.

-YO: pues claro que si, no estoy ciego, ¿sabes?….pero parezco un oso intentando coser, me pones nervioso y me quedo en blanco.

-JENI: no lo sabía, jajaja es encantador.

-YO: pero te echo crema y me sales con esas, soy un patán.- sonaba jodidamente triste.

-JENI: jajaja no pasa nada, es solo que no sabia que te gustaba, perdona, anda, vuelve aquí, siéntate conmigo en la toalla que vas a manchar la ropa con el césped.- daba palmadas al lado de su cuerpo en la toalla, por fin, había logrado que fuera ella la que dirigiera la seducción cuando era yo el que la pretendía.

-YO: no, déjalo, me duele la espalda y estoy cansado.

-JENI: anda tonto, ven, túmbate y te doy un masaje.- sonaba como una madre con su hijo, por dentro me reía a carcajadas, pero por fuera rodé hasta la toalla y me tumbé boca abajo, cruzando las manos bajo mi cabeza como había hecho ella.

Solo que mi espalda era casi el triple que la suya y en esa posición se marcaban bien los brazos y los dorsales, extendió parte de la crema en mi espalda y la distribuyó con la mano, acariciando toda la piel que quiso, se deleitaba y sentía su respiración agitada, se arrodilló en mi trasero abriéndose de piernas para dejarme entre ellas, y con ambas manos abarcando mas espacio se dedicó a darme un buen masaje, sin duda sabia lo que hacia, y de paso me metía mano.

-JENI: ¿mejor?

-YO: como nuevo……puedo…….

-JENI: dime.

-YO: si quieres,….podría…………yo dártelo a ti………osea…….un masaje…….dios……- pareció mas tonto de lo que pretendió ser.

-JENI: claro, bobo.- se tumbó boca abajo y una vez así, tiró del albornoz hasta sacárselo del todo, cubriéndose solo el culo y con toda la espalda al aire.- soy toda tuya.- la sensualidad de su voz me indicó que iba bien.

-YO: dios, gracias.

-JENI: no pasa nada, tu tranquilo.

-YO: eres preciosa y muy hermosa.- sonaba como un crío de 14 años en su 1º fiesta, quería aparentar eso, que ella se sintiera poderosa, que dirigía la situación ante un chaval al que sacaba 3 años, la di el volante del coche pero la realidad es que íbamos a donde yo quería.

Un poco de crema y planté mis enormes manos en su espalda, al sentir el contacto se estremeció, fui acariciando y pasando los dedos por toda la espalda marcando mentalmente los nudos de los músculos, allí donde Eli me enseñó a buscar, localizados fui apretando con los nudillos, masajeando con dedicación y destensando su cuerpo, gemía de gusto al notar como iba desenrollando su espalda, los “oh, si” se le escapaban mientras mis dedos se atrevían a mas con cada pasada, rozando su cuello, sus senos o sus glúteos, los suspiros fueron envolviendo todo y mi polla reaccionaba a ello, se estaba poniendo dura y muy obvia, ¿por que no utilizarla?

-YO: pufff, tengo que parar….- me separé lo justo, ella se dio la vuelta y de nuevo con habilidad se tapó con el albornoz los pechos quedando sentada de lado hacia mi, sin llegar a cubrirse la espalda, sujetándola con los brazos pegados al cuerpo.

-JENI: ¿que te pa ………..- no terminó la frase, mi polla sobresalía de tal manera que se tapó la boca de la impresión.

-YO: lo siento, no se que me pasa, llevo mucho sin sexo – si, en concreto unas 17 horas desde que Eli me dejó seco el día anterior.

-JENI: tran…………tranquilo, es normal, a los hombres os pasa cuando no…….tenéis sexo.

-YO: dios, es que la echo tanto de menos, no se que hacer.- solo un pasito mas, venga, una mención a mis sentimientos la derretiría.

-JENI: yo estoy aquí, no te preocupes- me acarició la cara.

-YO: joder, me recuerdas tanto a ella.- era verdad, era una versión más normalita de la bomba sexual exótica que era Ana, pero nada despreciable, nos miramos unos segundos y me lancé a sus labios y los besé una sola vez, la pilló desprevenida pero no se apartó.- lo siento, no…..- ahora acudió ella a lo míos.

-JENI: no ocurre nada, tu solo déjame llevarte.- volvió a besarme pero ahora con pasión, abrió la boca y sentí su lengua moverse, la seguí el ritmo y pude saborear la victoria trabajada, me había costado mucho, pero por fin la tenia.

Fue gateando mientras nos besamos hasta ponerse encima mía a 4 patas, pero eran solo 3, la otra mano sujetaba aun el albornoz en su pecho, la rodeé con las manos por la cintura sintiendo el tacto de su piel al tener toda la espalda descubierta, los besos subían de nivel, las lenguas entraron en acción, abrimos la boca al máximo y jugábamos con pasión, su larga melena, aun húmeda, caía de su rostro al mío, sus labios carnosos bebían de los míos y se dejó caer aplastando el albornoz entre nuestros cuerpos, noté sus senos en mi pecho mientras que ella agarró mi cara para seguir besándonos, frotando uno de sus muslos contra mi polla, aun semi erecta. En ese momento supe que había hecho bien en llamar a Eli, si hubiera sido así mi regreso, en ese momento la habría abierto de piernas y ensartado violentamente, como me pedía el cuerpo a gritos, pero tuve la calma suficiente para fingir ser un bobo patoso una ultima vez.

-YO: Jeni, te deseo, quisiera……….- me tapó los labios con un dedo.

-JENI: shhhh- mandó silencio mientras sonreía, y llevaba su mano libre de sujetarse el albornoz a mi entre pierna, acariciando mi polla por encima del las bermudas, mordiéndose el labio antes de que sus ojos se abrieran al sentir como aun la tenia creciendo.

Cuando estuvo tiesa del todo no se resintió y metió la mano por dentro de la ropa para cogerla piel con piel, yo repasaba desde sus mulos hasta su nuca con las manos mientras no dejábamos de besarnos, al final tiré de la bermudas y me las dejé por los tobillos, ellas se abrió de piernas dejándola pasar entre nuestros cuerpos y me levanté para quedar sentado en el suelo con ella de rodillas sobre mi, ella seguía masturbándome con una mano y sujetándose el albornoz con la otra, mientras la besaba, una de mis manos se hizo sitio entre los cuerpos y fui apartando el albornoz hasta llegar a su coño, pegó su frente a la mía relamiéndose y clavando sus bellos ojos avellana en los míos, sintiendo junto a ella como acariciaba los labios mayores y con los dedos encontrando un clítoris hinchado, subió unos centímetros la cintura, suspirando al sentir uno de mis dedos penétrala, me besó con deseo antes de echar la cabeza hacia atrás, sin dejar de pajearme, sintiendo como hurgaba dentro de ella y frotaba con cuidado, pasamos así unos minutos, la besaba el cuello y el pecho por encima del albornoz que defendía su posición como un patriota. La oía gemir ante mis caricias cuando posó su mano en mi pecho y me empujó hasta dejarme tumbado, cayó sobre mi besándome, luego fue bajando dando pequeños besos en mi cuello, mi pecho y mi vientre marcado, allí lamió cada parte de la famosa tableta, para llegar a mi polla tiesa, sonrío al agarrarla con ambas manos, y aun sobrara para otra mas.

-JENI: ¡dios mío!, ¿pero esto que es?, ¡vaya polla calzas!- se escupió en la mano para seguir masturbando.

-YO: ¿ahora te das cuenta?, lleváis meses mirándomela a través de la ropa o sintiéndola en cada ejercicio que os explico.

-JENI: ya, pero una cosa es eso y otra esta barbaridad – ni se molestó en negarlo.- no te embales, si te vas a correr avísame, que yo no soporto el semen y bastante que no te pongo condón por lo de la vasectomía y eso….. – se quitó las gafas dejándolas en el suelo.

Lamió la punta con suavidad, mientras se le hacia la boca agua, como había hecho con el helado antes, ahora lamía, chupaba y degustó el sabor, sin llegar a metérselo en la boca, no es que fuera una experta, pero mantenía una masturbación constante, y eso me calentaba, lamió todo, desde el glande hasta los huevos, repasando cada parte del tronco, chupando la punta sin llegar a introducir mas en sus labios, me alcé cuando sus caricias eran repetitivas, de rodillas seguía masturbando con una mano mientras la besaba, me puse en pie y la cogí en brazos ante su sorpresa, la tumbé en la hamaca y la abrí bruscamente de piernas, se sonrojó un poco, pero tenia el coño precioso, brillaban algunas gotas de sudor y otras de excitación, rosado con amplios labios mayores, y un fina línea de bello publico bien cuidado, me saqué las bermudas del todo y de rodillas entre sus muslos, dejé caer mi polla sobre su vientre, sonó fuerte y hizo temblar su piel, ella casi parecía esconderse detrás del albornoz al mirar como mi polla casi la llegaba al estomago, froté con el tronco su coño, separándola los labios mayores, de forma lenta y pausada, luego de un giro me agaché para seguir hurgando con mi dedo en su interior, se encogió al sentir de nuevo la sensación pero ahora eran 2 dedos los que la penetraban, respiraba agitada cuando metí mi boca entre sus piernas y chupé el clítoris que sobresalía, abrió y cerró piernas varias veces al sentir como succionaba y lamía con dedicación, tenia una meta clara, y fui a por ella, me follé su coñito con los dedos frotando el punto G como me habían enseñado y lamiendo sin parar, sorbiéndole la vida por aquel agujero, gemía continuamente y con la mano libre se sujetaba del cabello, la otra, incomprensiblemente, seguía sujetando el albornoz en su pecho, le estaba comiendo el coño mientras la hacia un dedo a la mujer que me la había chupado hacia unos minutos y la tía seguía con vergüenza de mostrarme sus tetas.

No se si se lo habrían comido ya alguna vez, pero pareció la 1º, se dejó hacer de forma torpe mientras se revolvía ansiosa, sentía las oleadas de sensaciones rompiendo entre sus piernas, acompasando sus caderas a mis dedos, clamando a dios hasta que me tapó con el albornoz la cabeza y apretó con fuerza llegando un orgasmo delicioso, chupé y lamí su interior unos segundos mas, al levantarme se volvió a tapar las tetas, me reía de lo hilarante de ese hecho.

-JENI: ¡dios, que gustazo!, que bien lo comes.

-YO: ¿te lo han hecho antes?

-JENI: no….bueno, si, pero no de esa forma, me…me he…………

-YO: te has corrido como una cerda, ¿y sabes que?, eres deliciosa.- me tumbé sobre ella besándola, con alguna reticencia entró al juego y probó algo su propio interior.

Al levantarme de nuevo cogí del dichoso albornoz y tiré tan fuerte que salió despedido de sus manos para acabar a varios metros en el suelo, su gesto fue como si le hubieran quitado un escudo de misiles, me miró con pasión y lujuria, pero con rostro tenso y algo de cautela. Me abalancé sobre sus senos, eran del tamaño idóneo, ni grandes ni pequeños, con unos pezones duros y erectos, con aureolas enormes, los apreté para lamerlos, luego solté uno para chuparlo mientras el otro era acariciado por mi mano libre, la otra la bajé a su sexo frotándoselo de nuevo, sus gemidos eran audibles y se estaba poniendo roja, se aferraba al reposa brazos de la hamaca con una mano y a mi cabeza con la otra.

-YO: tranquila, te la voy a meter despacio.

-JENI: ah….si…….por favor…….me estas matando………- suspiraba entre jadeos de pasión.

De nuevo de rodillas entre sus muslos, cogí parte de sus emanaciones y me mojé la punta de la polla abriendo sus labios mayores con habilidad y apretando la punta la penetré con cierta facilidad, no era virgen ni una mojigata, pero su gesto cambió a mitad de miembro, allí se quiso incorporar abriendo la boca para luego cerrarla junto con los ojos, haciendo fuerza para mantener el grito en su garganta, la saqué un poco para darla un respiro, antes de volver a meterla lentamente, bufé al sentir que la metía casi toda dentro, repetí el proceso hasta que ya los bufidos eran de ella, con cada penetración soltaba uno y cogía aire al sacarla, poco a poco el rimo crecía y las embestidas eran mas fuertes, sus tetas agarradas y pellizcadas por ella misma luchaban por moverse ante la inercia, y su cara congestionada con los ojos cerrados parecía a punto de reventar, no necesitaba la bestia para estar matándola, Eli la había dejado saciada, Raúl se encargaba de llevarla al paraíso y se volvió a correr, ahora como una fuente, gritando como si fuera la 1º vez, quizá lo fuera, acariciándose el coño sin dejar de sentir como la follaba, cuando se dio cuenta estaba bamboleándose de arriba abajo dando cabezazos contra el respaldo de la hamaca, sin dejar de golpearla con la cadera me agaché a besarla, casi ni podía sujetarme la cara entre el vendaval de sensaciones nuevas, no la metía toda pero si gran parte, para la 1º vez era suficiente, su 3º corrida fue muy fuerte, casi se sale de mi, miraba hacia abajo con cara de susto, yo estaba por correrme, me la saqué de su interior y tiré de ella para que mi polla llegara a sus tetas, masturbando mientras las acariciaba.

-YO: me voy a correr en tus tetas.

-JENI: .ummmm………no………por favor, que me da mucho asco.- ella misma se acariciaba los senos.

-YO: venga, será divertido.

-JENI: para ti, pero a mi me da grima.- metí una mano en su coño para que no perdiera calentura.- ummmm…..para…………dios……….- se estremecía de placer.

Me corrí en su tetas, cuando sintió el calor abrió los ojos un poco pero mis dedos la tenia presa en la hamaca, eyaculé bastante golpeándola con el miembro en sus senos, manchándola todo el torso.

-YO: ¿ves?, no ha sido para tanto.

-JENI: eres un carbón, mira como me has puesto.- llevaba sus manos al pecho, riendo nerviosa, pero no tocaba.

-YO: venga pruébalo. – cogí con un dedo unas gotas y las llevé a sus labios.

-JENI: aparta eso de mi- cerró los labios girando la cara.

-YO: no es tan malo.

-JENI: ya claro, como tú no te lo tienes que meter en la boca……… ¿por que no te lo comes tu?- sonreí ante su comentario.

Pase mi lengua desde su estomago hasta su cuello recogiendo gran parte de mi corrida, se quedó atónita y boquiabierta, lo que aproveché para hundir mi manchada lengua en su boca, quiso cerrarla pero era tarde, ya la estaba besando y tenia semen mío en su interior, con algo de asco me devolvió el beso, cuando notó la textura torció el gesto, pero el sabor no era malo, y la 3º vez que cruzamos lenguas me acarició la cara con suavidad.

-YO: ¿que tal?

-JENI: ……..bueno……..no me gusta……..pero no……….no es tan malo. – la volví a besar cuando la mano libre volvió a su coño.

La penetraba con los dedos como sabia, frotando el punto G con las yemas y sin parar, se reactivó de nuevo, se abría de piernas para facilitar mis gestos y la besaba las tetas y chupaba mi semen para volver a besarla y dejarla mi semilla en los labios, al final saboreaba con pasión. La dejé el pecho “limpio” antes de que se volviera a correr, cogí sus emanaciones y me chupé los dedos delante de ella, cogí mas y los llevé a su boca, me miró con algo de rubor, ya no era besarme con restos si no probar su interior directamente, pero ante mi seguridad, chupó uno de los dedos, con los ojos abiertos, el 2º lo sujetó con las manos, el 3º cerró los ojos y lamió hasta dejarlo seco.

-YO: tu tampoco sabes mal, ¿cierto?

-JENI. jajaja no, nunca lo había probado, es algo……… amargo, pero no esta malo.- sonrió golosa.

-YO: pobre mía, que de cosas te tengo que enseñar aun, ¿que más no has hecho con un hombre en la cama?

-JENI: hombre, no soy ninguna monja, bastantes cosas hago, menos por el culo hago de todo.- se relamió con algo de orgullo herido.

-YO: ¿¡eres virgen anal!?

-JENI: si, ¿que pasa?- giró levemente el cuello ofendida.

-YO: nada, que va a ser un placer abrirte el culo.

-JENI: de eso ni hablar, si ya dicen que duele, con tu pedazo de polla me destrozas, no, no, no……- negaba con la cabeza rotundamente, yo sonreía y pensaba. ”y hasta hace nada te negabas a probar el semen”

-YO: tranquila, por hoy dejaremos de innovar.

-JENI: ¿por hoy? Das por sentado que vamos a volver ha hacerlo…..- quiso mostrar entereza en una situación en que no la tenia, a mi se me escapó el comentario de “por hoy”, aunque no era un secreto no tenia pensado sacar el tema aun, mi mano no dejaba de moverse en su coño.

-YO: claro que si, ahora mismo además, en cuanto se me ponga dura de nuevo …….- se mordía un dedo con la sonrisa dibujada en la cara-…….. si hablas de otros días, no se, si quieres, podrías venir después de correr y darte una ducha caliente……- aumenté el ritmo de mi mano en su interior-….conmigo.

-JENI: ya…….uf……..- suspiraba ante la velocidad de mis dedos.- ¿y que seria………..tu zorra de las tardes?

-YO: que va, eres mucho más que eso, y lo sabes, te deseo.- aguante la risa, “mi zorra de las tardes” era justo lo que pretendía que fuera.

Se acabó el dialogo, volvía a tener la polla dura, me senté en la hamaca y tiré de su cuerpo hasta sentarla encima mía a horcajadas, la volví a penetrar y se aferró a mi espalda con ira, pero botando, metiéndose mi polla de golpe y saliendo con avidez, sus tetas saltaban ante mi, solo 1 en realidad, la otra era lamida, chupada o mordida por mi, ella no dejaba de gritar que la follara mas, y eso hacia, se corría alguna que otra vez, agarraba de su culo subiéndola mas alto cada vez, casi se metía y sacaba mi rabo entero, el sudor invadía todo y sus gemidos me volvían loco, para cuando me sentía volver a correrme, decidí darla un escarmiento final para asegurarme de que volvería a por mas, los últimos 5 minutos saqué a la bestia, era del todo innecesario pero me divertía la idea, 5 minutos a gran nivel, ni siquiera al máximo. Al sentir el cambio de ritmo se encogió de piernas y se pegó a mi pecho sollozando de gusto, se corrió 2 veces seguidas, la ultima como una fuente donde gritó arañándome el pecho con las uñas, de golpe paré en seco, ella seguía tiritando, pero continuaba la inercia.

-JENI: ¿que haces mamón?, ¡sigue!- pataleaba queriendo arrancar una moto imaginaria.

-YO: ¿que me dices?

-JENI: ¿de que?

-YO: ¿si vas a ser mi zorra de las tardes?- me miró sorprendida.

-JENI: cállate y sigue follándome….- movía la cadera sin que yo hiciera nada.

-YO: no, no hasta que lo digas.

-JENI: ¡¡no seré tu puta particular, ¿me oyes?!!

-YO: no eres una puta, eres mi amante, y te ofrezco seguir siéndolo.

-JENI: ya, ¿yo y cuantas mas?

-YO: las que me de la gana, esto no es una relación, ya te he dicho, no busco eso, esto es solo sexo, yo me follaré a quien quiera y tu igual, pero necesito saberlo ahora.

-JENI: Por favor, sigue…- sopló largamente, con fuerza-…¿y si me niego? – se mordía una uña de la mano derecha.

-YO: terminaré de follarte, te iras, y no volverás jamas, pero si te quedas……- lamí un pezón mientras la penetraba suavemente una sola vez.- ….además, independientemente de que aceptes o no, esto no saldrá de aquí, no se lo diremos a nadie, ni siquiera a las del grupo del parque.- ”es mas fácil follarmelas si se creen las únicas”, pensé.

-JENI: no se lo diré, pero eres un carbón.- asentí.

-YO: si, y me encanta serlo, ¿que me dices?- dudó, pero comencé unos giros de cadera lentos y constantes, se mordía el labio.

-JENI: vale……- susurró.

-YO: perdona, no te he oído – golpe de cadera que la levantó medio palmo.

-JENI: que si……….ufffff………. acepto.- otro golpe de cadera.

-YO: lo siento, es que ando algo sordo ¿que dices? – reía al subir la velocidad de mis caderas rápidamente.

-JENI: ¡¡Que si, carbón de mierda, fóllame, follaje así, ábreme el coño, seré tu zorra, tu zorra de las tardes, SIIIIIII, AHHHHHHHHHHHHH!!- la volvía a reventar con la bestia, agarrándola de las tetas con fuertes golpes de mi pelvis que la penetraban completamente, seguía gritando que seria mi zorra mientras se volvió a correr, y ya no aguanté mas.

Mis bufidos la resonaban en la cabeza cuando descargué mi esperma fuertemente en su interior, quedamos abrazados sintiendo como mi polla perdía su poder dentro de ella, jadeaba apoyada en mis hombros, la acariciaba el cuerpo sudoroso, repasaba su tatuaje en el hombro con un dedo y me reía a carcajadas sin saber muy bien por que.

-JENI: esto no se hace………….. eres un animal……………..me cago en la puta………. ¡pero como follas!.

-YO: y aun no has visto nada, ese culo virgen tuyo, será mío.- negó fugazmente con la cabeza, alzándola para besarme- no era una pregunta. – sonrió y observó mi pecho sobrepasada.

-JENI: ¿Qué…..que horas es?

-YO: pues son las 20:00 mas o menos

-JENI: dios, que tarde, debería irme…….

-YO: ¿y te vas a ir sin ropa?- abrió los ojos chocando los labios, notando la boca seca.

-JENI: joder es verdad, ¿estará ya la lavadora?

-YO: ya debería de estar.

-JENI: joder, pero si la hemos puesto a las 6, ¿cuando llevamos………?

-YO: pues una hora larga, a ojo.

-JENI: ¡¡no jodas!!, si se me ha pasado volando.

-YO: gracias – soné burlón.

-JENI: cállate, y tráeme algo de agua, estoy seca.- sonreí.

La cogí en brazos y salté a la piscina con gritos y risas, eso la despertó un poco, salpicó agua para alejarme pero la alcancé y la metí mano mientras nos besábamos con lujuria, al rato nos salimos del agua, sequé su cuerpo con dedicación, solo un milagro evitó otro polvo, ella reía y se frotaba, la azoté el trasero con fuerza para dar a entender que ya había terminado de secarla. La lavadora/secadora cumplió, y se vistió delante mía, sonreía como una colegiala al verme desnudo admirándola, se me acercó a darme un suave beso con lengua como despedida.

-JENI: entonces……. ¿nos vemos mañana?

-YO: iré a la misma hora a correr, después nos venimos aquí y seguimos donde lo dejamos.- me dio otro beso corto alegre, acaricio mi pecho y se despidió.

Era una chica normal en todos los aspectos, hasta en el sexual, por como le entró mi polla había follado bastante, pero su forma de chuparla, su asco al semen o que su ano fuera virgen……..me relamía pensando en lo que me quedaba por enseñarla y disfrutar de ella, la miraba el culo, con sus nalgas rebotando bajo el pantalón deportivo cuando salía del piso.

Esto iba cogiendo forma, mi idea era simple pero difícil de ejecutar, así que tenia que andar con pies de plomo, al fin y al cabo, tener toda la semana cubierta de distintas mujeres con las que acostarse, no seria sencillo, esa era mi idea, un reto, por ahora entre semana ya tenia a Eli antes de comer y ahora a Jeni, que seria mi “zorra de las tardes”, quedaba mucho por hacer.

CONTINUARA…………
PARA CONTACTAR CON EL AUTOR:

poesiaerestu@outlook.es